Fracasó el intento de incluir a las potencias regionales en un acuerdo sobre Siria

INTERNACIONALES 16/10/2016
Estados Unidos y Rusia volvieron a negociar para lograr un cese del fuego en la ciudad siria de Alepo. Participaron los cancilleres de Arabia Saudita, Qatar, Egipto, Irán, Irak, Jordania y Turquía, sin llegar a una solución.

Luego del distanciamiento de las últimas semanas tras el fracaso de la última tregua, Estados Unidos y Rusia retomaron hoy, en Suiza, las negociaciones para alcanzar un alto el fuego en la ciudad siria de Alepo, sin embargo, la reunión que buscó incluir a las principales potencias regionales concluyó sin ningún acuerdo. 

El objetivo declarado del encuentro era intentar alcanzar algún tipo de acuerdo que permitiera poner fin a la intensa ofensiva contra la norteña ciudad de Alepo, la principal urbe del país antes de la guerra, y que está siendo bombardeada sin cesar desde hace tres semanas.

La ofensiva causó medio millar de civiles muertos, centenares de heridos y destruyó gran parte de los hospitales de la parte este de la ciudad -controlada por la oposición- en la que se estima sobreviven 275.000 personas.

Tras cuatro horas y media de reunión, los ministros abandonaron el hotel de la ciudad suiza de Lausana sin haber alcanzado ningún acuerdo concreto.

El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, dijo a la prensa que la reunión fue "constructiva", que los ministros se despidieron "con muchos deberes", y puntualizó que éstos debían "hacerse rápido", reportó la agencia de noticias EFE.

Y agregó que hay "urgencia de intentar encontrar algo que funcione más allá de la acción militar" en Alepo y que los cancilleres presentes "hicieron sugerencias que pueden servir para establecer nuevas estrategias".

Por su parte, su homólogo ruso, Serguei Lavrov, quien ayer advirtió que participaría de la reunión sin ninguna expectativa, se limitó a decir que acordaron "seguir en contacto" y reunirse de nuevo lo antes posible.

"Hubo algunas ideas interesantes que se discutieron en este círculo, que representa a una serie de países que pueden influir de manera importante en la situación, y hemos acordado continuar en contacto en los próximos días", afirmó Lavrov, según consignó la agencia rusa de noticias TASS.

En tanto que el ministro de Exteriores de Turquía, Mevlut Cavusoglu, salió con una opinión más crítica y lamentó que la reunión hubiese concluido sin ningún resultado dada los desacuerdos entre los participantes sobre cómo debe concretarse el cese de la violencia.

"La gente de Siria está atrapada por los ataques, la hambruna y los bombardeos del gobierno sirio. Cuando hay una reunión como ésta, todo el mundo tiene algunas expectativas, pero estas expectativas no se concretaron en nada. Aquí no hubo ningún acuerdo sobre cómo implementar ninguna decisión", afirmó Cavusoglu ante la prensa.

El canciller turco explicó que los ministros no consiguieron ponerse de acuerdo sobre ningún tema, aunque sí que hubo consenso "en algunos aspectos como ayuda humanitaria o empezar negociaciones de paz".

"Existen diferentes opiniones sobre donde empezar" para lograr el cese de hostilidades en Alepo y sobre todo sobre la posibilidad y modalidad para que los milicianos del Frente Fateh al Sham (ex Frente Al Nusra, antigua rama siria de Al Qaeda) abandonen la ciudad", explicó.

Estados Unidos convocó hoy a los cancilleres de Arabia Saudita, Qatar, Egipto, Irán, Irak, Jordania y Turquía a una reunión junto a Rusia en un último intento de lograr un alto en fuego en la dividida y asediada Alepo.

Ésta fue la primera vez que Moscú y Washington se reunieron tras romper Estados Unidos la cooperación bilateral con Rusia a causa de la implicación del país europeo en la ofensiva del gobierno sirio contra Alepo. 

Esta fue la primera vez que se intentaba incorporar plenamente en la búsqueda de una solución a la guerra civil en Siria a los países que influyen en las partes beligerantes desde el primer intento de negociaciones diplomáticas de inicios de 2014.

Lo más notorio fue la participación de Irán, el país que junto a Rusia, apoya al gobierno del presidente Bashar al Assad, y que en 2016 alcanzó un acuerdo sobre su programa nuclear con la comunidad internacional, gracias al cual ahora es considerado un interlocutor válido, en particular por Estados Unidos.

Fuente: Télam

Te puede interesar