Críticas a los plazos del blanqueo y dudas sobre el uso de la información

ECONOMÍA 14/10/2016
Los empresarios dicen que los tiempos son exiguos; también cuestionan las trabas administrativas del proceso

os empresarios ahora hablan en voz alta, salvo que hablen de un tema: el blanqueo. Poco más de 15 días antes de la fecha tope para exteriorizar dinero en efectivo con un costo menor, los hombres de negocios aún mantienen los reparos respecto de algunos puntos sensibles de la norma. "Se podría haber hecho una norma mejor, no tan cerrada y con plazos tan extremos. La verdad es que no se pueden entender algunos aspectos, teniendo en cuenta que la ley la prepararon José Banco y Pedro Finanzas", ilustró el CEO de una multinacional.

Por ahí anda el pensamiento de la mayoría de los empresarios que pasan estos días por el 52° Coloquio de IDEA . Lo escuchó de boca de varios en estos pasillos Luciano Laspina, diputado del oficialismo que fue uno de los encargados de negociar la ley de blanqueo en el Congreso. Casi en forma unánime consideran que el plazo de fines de octubre para los depósitos en efectivo es exiguo. "Es complejo, entonces hay que pasar por un contador. Y los contadores están muy demandados. Por lo tanto, hasta esa cuestión muy doméstica no estuvo prevista", comentó un miembro de una de las grandes auditoras.

Cambiar los plazos parece una ilusión. Una ley se debe cambiar por otra ley y no por ninguna norma inferior en la pirámide jurídica. Otro punto que lleva los tiempos al límite es la sedimentación de regulaciones de la AFIP. "Los contadores dicen que hay que esperar por si hay algo más que surja de la AFIP", relató un empresario de una firma nacional.

Pero más allá de esas cuestiones más pequeñas, las principales dudas se sientan en el uso de la información y en algunos de los problemas operativos que se dan a la hora de hacer los trámites. "Hasta hace unos meses, la Argentina tenía un gobierno que utilizó discrecionalmente la información impositiva. La AFIP fue herramienta de presión ante alguna desobediencia. ¿Puede alguien jurar que eso no volverá a pasar?", se preguntaba un banquero, que aclaró. "Yo, igualmente, aconsejo a mis clientes que entren".

Un conocedor del mundo financiero comentaba que algunos bancos norteamericanos han tomado nota de la norma argentina y que no son tan facilitadores como se creía.

Va un ejemplo de un ahorrista que tiene su dinero depositado en un banco de Estados Unidos. "Llegó el momento de pedirle al banco que envíe los fondos para depositarlos en la Argentina y entonces apareció el encargado decompliance de la entidad y trabó la operación. El tema es que si ellos liberan el dinero podrían quedar expuestos a que durante el tiempo que duró el depósito no requirieron la documental necesaria sobre el origen de los fondos", dijo. Luego explicó, por si hacía falta, "que el caso le pasó a un amigo".

También se comentaba en los pasillos el caso de "otro amigo" al que el banco de Estados Unidos tomó nota del blanqueo y el ahorrista dejó el dinero en esa cuenta. "Entonces el banco, para no quedar expuesto, lo intimó a retirar el dinero en menos de una semana", terminó. Problemas de amigos con ahorros afuera.

Por la mañana, en un desayuno con los medios, el presidente del HSBC, Gabriel Martino, fue uno de los más optimistas. "Sigo pensando que va a ser muy positivo el blanqueo. Entrarán como mínimo 60.000 millones de dólares", se esperanzó.

Cambios para los seguros

El Gobierno publicará hoy dos normas que permitirán blanquear los seguros off shore, al eximir a las personas de cualquier sanción que contemple la ley de seguros. En principio, se podrán blanquear "cuando se trate de seguros con capitalización contratados en el exterior y en la medida que se cancelen o se rescaten antes de la fecha del sinceramiento" (el 22 de julio).

Fuente: La Nación

Te puede interesar