Lombardi aseguró que "el CCK era el lugar de la militancia rentada"

POLÍTICA 13/10/2016
El titular del Sistema Nacional de Medios Públicos afirmó que su inauguración "prematura" trajo "graves daños", al tiempo que analizó que es preciso "terminar con los cultos a la personalidad".

"Es evidente que era un lugar de la militancia rentada. El lugar es magnífico, el Correo Central era un lugar magnífico, una muestra de lo mejor que pasaba en la Argentina en la década del 20", afirmó en la señal de noticias TN cuando le recordaron que el presidente Mauricio Macri lo utiliza con asiduidad.

"Sin embargo tenemos que seguir alquilando equipamiento porque estamos en una fuerte controversia con la empresa proveedora, porque no lo instaló", especificó.

Hernán Lombardi dijo que se está llevando a cabo una auditoría y que también está investigando el fiscal Carlos Stornelli porque "cuando uno ve lo que se entregó y lo que debió haberse entregado, las diferencias son brutales. Hay toda una enorme cantidad de equipamiento que se pagó y no se entregó" por la "controversia" existente entre dos empresas.

Sobre el cambio de nombre del espacio cultural, Lombardi prefirió no "polemizar sobre el nombre Néstor Kirchner", pero se preguntó "si es lógico que pasado tan poco tiempo haya que ponerle el nombre a todo" e instó a "terminar con este culto a la personalidad".

"Necesitamos una ley" que establezca que deben transcurrir "20 años de la muerte de alguien para poner ese nombre, porque el tiempo amortigua las pasiones", analizó el ministro.

"Hay gente que adhirió al FPV para la que sería buena poder cambiar esos nombres" y propuso "nunca poner un nombre propio".

"Yo creo que los 18 años de proscripción del peronismo fueron un grave retroceso para la Argentina. Se robusteció la idea del mito, fue malo. Busquemos una regla republicana, nosotros decimos que tendrían que pasar 20 años, otros dirán 10, habría que pensarlo. Trasciende el problema del nombre, hay que ver qué hacemos con nuestro pasado", afirmó Lombardi.

Por otra parte, Lombardi reivindicó que en la TV Pública se difundan críticas al Ejecutivo porque "el presidente Macri decidió que sean canales no al servicio del Gobierno sino al servicio del Estado".

"Por supuesto, la grieta no terminó, hay gente que dice cómo pueden sostener el programa de Madres de Plaza de Mayo los sábados a las 9 de la mañana, con el talante fuertemente opositor que tiene, y sin embargo, a nosotros nos parece bien que todas las voces se expresen", añadió.

El ministro consideró que "hay una enorme mayoría de la Argentina que está buscando un camino de mayor sensatez, de mayor reflexión y que mira al futuro; y por supuesto que hay fanáticos, pero nunca hay que responder al fanatismo con otro fanatismo, ahí perdemos todos".

Fuente: Télam

Te puede interesar