María Julia Alsogaray quedó en libertad

POLÍTICA 12/10/2016
Estaba en prisión domiciliaria. Accedió a la libertad condicional porque cumplió las dos terceras partes de su condena unificada a cinco años de prisión por delitos de corrupción

La ex funcionaria menemista María Julia Alsogaray quedó el viernes pasado en libertad condicional porque cumplió las dos terceras partes de las dos condenas firmes que tiene por hechos de corrupción y por las que recibió una pena unificada de cinco años de prisión.

Fuentes judiciales informaron a Infobae que el juez José Martínez Sobrino, integrante del Tribunal Oral Federal (TOF) 6 y magistrado a cargo de la ejecución de la pena de Alsogaray, le otorgó la libertad condicional a la ex funcionaria porque cumplió la proporción de la pena para acceder a ese beneficio.

La decisión fue tomada el viernes pasado y llegó como regalo de cumpleaños: el sábado 8 de octubre cumplió 74 años. Nació el mismo día que el ex presidente Juan Domingo Perón.

La ex funcionaria tenía una condena a una pena única de cinco años de prisión por dos condenas por hechos de corrupción que estaban firmes: a tres años y medio de prisión por enriquecimiento ilícito que le impuso el TOF 4 en mayo de 2004, y a cuatro años por defraudación por administración fraudulenta en perjuicio de una administración pública por la privatización de Entel que recibió en abril de 2014 de parte del TOF 6.

Las dos eran de cumplimiento efectivo y recibió una pena única de cinco años de prisión. Cuando la segunda quedó firme se ejecutó la pena y Alsogaray la cumplió bajo la condena de arresto domiciliario en su casa de la calle Junín al 1400 desde marzo de 2015. El TOF 6 le otorgó la prisión domiciliaria porque tenía más de 70 años y la ley permite la modalidad para las personas mayores de edad.

Alsogaray ya había estado detenida casi dos años –de agosto de 2003 a mayo de 2005– por el cúmulo de causas de corrupción y a ese tiempo se sumó el año y siete meses de detención para llegar a los dos tercios de la pena de cinco años y así acceder a la libertad condicional.

(Télam)
(Télam)

Con la libertad condicional, el juez Martínez Sobrino le impuso dos obligaciones: fijar domicilio y la prohibición de salida del país sin autorización del tribunal.

Alsogaray ya fue juzgada en siete juicios orales. Además de las condenas por enriquecimiento ilícito y por la privatización de Entel también recibió cuatro años de prisión por la contratación irregular de personal en la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales y tres años y seis meses de cárcel por las obras de refacción en el mismo organismo. Esas condenas todavía no están firmes.

En otros tres juicios fue absuelta: por los sobresueldos cobrados durante el menemismo, por la venta de un predio de la ex Entel y por presuntas irregularidades en el "Plan Nacional del Manejo del Fuego".

Símbolo de la corrupción menemista, Alsogaray ocupó varios cargos durante esa gestión. Estuvo al frente de la privatización de Entel, fue apoderada de Socma y titular de la Secretaría de Medio Ambiente. En la década del 80 fue diputada nacional de la Ucede, el partido fundado por su padre Álvaro Alsogaray, que se alió al menemismo cuando llegó al gobierno en 1989.

Además de la corrupción, los dos hechos más recordados de Alsogaray no están vinculados con la gestión. Prometió limpiar el Riachuelo en 1000 días y fue tapa de la revista Noticias desnuda con un tapado de piel.

Fuente: Infobae

Te puede interesar