Desarticularon dos células yihadistas coordinadas en España y Marruecos

INTERNACIONALES 12/10/2016
Los detenidos están sospechados de radicalizar y reclutar personas para asumir las directrices del Estado Islámico.

Fuerzas de seguridad de España y Marruecos arrestaron a cuatro marroquíes acusados de formar parte de dos células yihadistas que actuaban de forma coordinada en ambos países bajo la dirección del Estado Islámico (EI), informó este miércoles el Ministerio del Interior español. 

Dos de los arrestos tuvieron lugar en España, uno en la ciudad de Ceuta -enclave español del norte de África- y el otro en Altea, Alicante, y los otros dos en Marruecos, en Tetuán y Castillejos. 

"Los arrestados viajaban frecuentemente a España y Marruecos con el objetivo de fortalecer la cohesión del grupo, así como para determinar líneas de actuación y apoyo logístico mutuo", según indicó Interior en un comunicado. 

De esta manera, lograron constituir un entramado colaborador estable en ambos países, formado por dos células dedicadas a la radicalización y reclutamiento de yihadistas dispuestos a asumir las directrices del EI. 

Las investigaciones policiales, iniciadas en 2014, permitieron constatar que dos de los arrestados que habían residido en España formaron parte de esa unidad operativa en el pasado. 

Los dos detenidos en España eran los que mantenían comunicación directa, constante y fluida con reclutadores y dirigentes del EI. Uno de ellos actuaba como líder carismático virtual, considerado un "jeque" (director espiritual) por sus discípulos, lo que lo convertía en una peligrosa arma de convicción y captación a través de las redes sociales e Internet.

La célula marroquí, encargada de mantener la ortodoxia, realizaba el adoctrinamiento para cohesionar la estructura frente a cualquier contingencia externa, mientras la célula española desarrollaba labores concretas de selección, captación y adoctrinamiento de nuevos combatientes para su envío a la zona de conflicto sirio-iraquí. 

El golpe policial se conoce un día después del arresto de otros dos marroquíes que formaban parte de la estructura del EI en España, uno en Gijón y otro en San Sebastián, y un tercero en Manresa, Cataluña, sin vínculos directos con el grupo radical pero que hacía apología del terrorismo yihadistas en Internet. 

Fuente: Télam

Te puede interesar