Cristina, Macri y Lousteau: los radicales de Yrigoyen

POLÍTICA 11/10/2016
Sin una figura excluyente el radicalismo recurre a extrapartidarios para rendir tributo al histórico dirigente.

Disputado por muchos, el nombre de Hipólito Yrigoyen es el protagonista involuntario de una cinchada entre distintas figuras políticas que no forman parte de lo más representativo del radicalismo clásico. Con objetivos similares, primero Cristina Kirchner, luego Mauricio Macri y también Martín Lousteau son los inesperados encargados de dirigir los respectivos homenajes al histórico dirigente radical.

En el primero de los casos, la ex Presidenta fue -el jueves pasado- la principal oradora en el microestadio de Atlanta, donde se rindió homenaje a Yrigoyen en el marco de la conmemoración por los cien años de su asunción al gobierno como el primer presidente elegido por el voto universal, secreto y obligatorio. El acto estuvo organizado por el Movimiento Nacional Alfonsinista-Forja, liderado por el ex diputado radical Leopoldo Moreau, y entre los presentes estuvieron el secretario general de la Asociación Bancaria, Sergio Palazzo; el ex integrante de la Juventud Radical, Leandro Santoro, y el escritor Mempo Giardinelli, entre otros dirigentes.

La exPresidenta señaló que "la gran trampa es no saber qué pasó en la historia", refiriéndose a los gobiernos de Yrigoyen, quien fuera derrocado en 1930 por un golpe militar. Cristina aseguró entonces que su futuro rol en la política "va a estar orientado única y exclusivamente a lograr la conformación de una nueva mayoría que le permita a los argentinos volver a tener un gobierno que lo represente". De esta manera, la ex presidenta retomó su exhortación a los radicales K a formar un "frente patriótico" que conforme una alternativa al proyecto de Cambiemos, como propuso en los sucesivos actos que encabezó en la ciudad de Buenos Aires. A su turno, Moreau dijo que "nos gobiernan los tres chiflados" y agregó que "son conservadores que quieren un Estado mínimo".

En un gesto que busca ser la contracara del acto de Cristina, Macri también tendrá su propia cumbre radical en homenaje a Yrigoyen, tal como realizó meses atrás un tributo a la figura de Illia. El acto será en Olivos y contará con la presencia de varios referentes de la UCR, quienes reclaman desde hace tiempo mayor espacio en Cambiemos y en particular en los cargos de gestión del Gobierno nacional.

El encuentro será cerca de las 16 y su organización estará a cargo de la Secretaria General de la Presidencia, que conduce Fernando de Andreis. La ocasión servirá como acercar posiciones entre el principal aliado del PRO camino a las elecciones del año próximo. Se espera que forme parte del encuentro parte del Comité Nacional de la UCR, actualmente a cargo del santafesino José Corral, quien días atrás había expresado que "la ex Presidente con boina blanca es un robo más del kirchnerismo". Y lanzó: "No podemos más que repudiar el uso de nuestros símbolos partidarios por parte de un grupo de indecentes que quieren apropiarse ilegítimamente de nuestra historia".

Similar estrategia probablemente tiene entre manos el embajador argentino en Estados Unidos Martín Lousteau, quien será uno de los principales oradores en otro homenaje a Yrigoyen organizado en este caso por la UCR de la Ciudad de Buenos Aires. El radicalismo porteño dará espacio de esta manera a Lousteau, quien busca ganar protagonismo en el escenario de la Ciudad. Según informaron fuentes del partido que comanda Emiliano Yacobitti, el evento será una cena en el Salón Fresno de Parque Norte y contará con la dirigencia partidaria local así como referentes nacionales.

Lousteau fue precandidato junto a Rodolgo Terragno por la agrupación Suma+ en elecciones pasadas, pero la opinión pública no deja de recordar su participación en el gobierno kirchnerista como ministro de Economía, en momentos en que se desplegó la principal batalla contra los productores del agro. Fue candidato a jefe de Gobierno por el espacio ECO y sufrió una derrota a manos de Horacio Rodríguez Larreta del PRO. No obstante es probable que compita en 2017 por una banca de legislador nacional, que le permita seguir en escena hacia el 2019, cuando volvería a competir por la administración porteña. La cena con su presencia tendrá un valor de 500 pesos para los comensales que se sumen al evento.

Fuente: Perfil

Te puede interesar