Desde la CGT advierten que "ya es tarde" para desactivar el paro

POLÍTICA 11/10/2016
Roberto Fernández señaló que será difícil frenar una medida de fuerza; mañana habrá una reunión con el Gobierno
Ampliar
Roberto Fernández: desde la CGT advierten que "ya es tarde" para desactivar el paro

En la antesala de la reunión entre la CGT y el Gobierno, en la que el ministro Jorge Triaca transmitirá la contrapropuesta a los reclamos de la central obrera, el seretario general de la UTA, Roberto Fernández, advirtió esta mañana que "ya es tarde" para frenar un eventual paro.

Pese a decir que "ojalá" la CGT obtenga respuesta positiva a su demanda de compensación económica para empleados, jubilados y beneficiarios de planes sociales frente a la inflación, el secretario de Vivienda y Turismo de la central sostuvo que una oferta del Ejecutivo en ese sentido sólo sería un "parche" ante la "situación grave" por la "falta de trabajo".

"Ya es un poquito tarde para poder parar esta situación, esta medida [de fuerza]. Si no hay un acuerdo [mañana con el Gobierno], está a la vista que va a haber un paro", alertó Fernández en diálogo con radio Continental.

La cúpula de la CGT unificada fue citada para mañana al Ministerio de Trabajo. La oferta del Gobierno consistiría en un bono de fin de año de entre 500 y 1000 pesos únicamente para beneficiarios de AUH y jubilaciones bajas, y establecer topes en la exención del impuesto a las ganancias sobre el medio aguinaldo de diciembre.

Algún miembro del gabinete económico será el responsable de exponer ante los gremialistas sobre el costo fiscal de la medida. De esta manera, tal como el sábado pasado adelantó LA NACION, no habría una bonificación adicional para estatales ni tampoco el Gobierno obligaría a los privados a afrontar un pago extra.

La medida de fuerza

Hasta anoche, en la central obrera primaba la idea de activar la medida de fuerza, aunque sin romper del todo con el Gobierno. ¿Cómo sería eso? Hay gremialistas y funcionarios que coinciden en que el paro sería una manera de descomprimir no sólo el malestar social, sino también la interna cegetista, sacudida recientemente por la amenaza del camionero Pablo Moyano de abandonar la central ante la docilidad del triunvirato de mando. La advertencia del hijo de Hugo Moyano avivó a disidentes que no descartan como última opción construir una central propia.

Fuente: La Nación

Te puede interesar