Las ejecuciones por pena de muerte subieron un 50% en 2015

INTERNACIONALES 11/10/2016
Al menos 1.364 personas fueron ejecutadas el año pasado en 25 países, un 50 % más que los casos registrados el año anterior, informó AI al conmemorarse este lunes el Día Internacional contra la Pena de Muerte.

Al menos 1.364 personas fueron ejecutadas el año pasado en 25 países, lo que representa un aumento de 50% de los casos registrados en comparación con el año anterior, informó Amnistía Internacional (AI) al conmemorarse este lunes el Día Internacional contra la Pena de Muerte.

La organización humanitaria destacó en un nuevo informe que estos datos revelan cómo los Estados recurren cada vez más a la pena máxima en un "equivocado intento" de combatir los delitos relacionados con el terrorismo.

En el mundo hay 58 países en los que aún tienen la pena de muerte en su sistema judicial.

Según AI, la pena de muerte fue dictada en 2015 en Argelia, Bahrein, Camerún, China, República Democrática del Congo, Egipto, India, Irán, Irak, Jordania, Kuwait, Líbano, Pakistán, Arabia Saudí, Somalia, Sudán, Túnez, Emiratos Árabes Unidos y Estados Unidos.

En al menos 15 de esos países las sentencias tuvieron que ver con situaciones de terrorismo.
Los países que más ejecuciones llevaron a cabo en 2015 fueron China, Estados Unidos, Irán, Pakistán y Arabia Saudíta.

La ONU dijo este lunes a los gobiernos que recurrir a la pena de muerte por el delito de terrorismo es inútil ya que no tiene los efectos disuasorios que se cree y, peor aun, en muchos casos se trata de una sanción ilegal, informó la agencia de noticias EFE.

"Las ejecuciones realizadas sin cumplir con las garantías de un juicio justo y del debido proceso son ilegales y equivalen a ejecuciones arbitrarias", dijeron los relatores de la ONU sobre los derechos humanos en la lucha contra el terrorismo, Ben Emmerson; sobre la tortura, Juan Méndez; y sobre ejecuciones sumarias, Agnes Callamard.

"Esta medida es problemática en muchos sentidos: reintroducir la pena de muerte en países que la habían abolido legalmente o de facto va contra la tendencia internacional de terminar con esta sanción", dijeron los expertos de Naciones Unidas.

Los relatores criticaron que algunos gobiernos hayan optado por hacer modificaciones legales para utilizar la pena de muerte o ampliar su aplicación en casos de terrorismo, pero "por delitos que no representan crímenes graves", es decir que los que implican el asesinato intencional.

Sólo en esos casos recurrir a ese castigo puede ser considerado legal de acuerdo al derecho internacional.

El papa Francisco también se manifestó con motivo del Día Mundial contra la Pena de Muerte en un mensaje en su perfil de Twitter en el que la rechaza.

“¡No hay pena válida sin esperanza!”, expresó el Papa en el mensaje en la red social, que está acompañado por la etiqueta #NoDeathPenalty, “no a la pena de muerte”, bajo la cual se agrupan todos los mensajes de rechazo a la pena de muerte.

Fuente: Télam

Te puede interesar