Soluciones informáticas para la dislexia en los niños

SALUD 10/10/2016
Una joven española que sufre el trastorno desarrolló dos aplicaciones que estarán disponibles a partir de noviembre y pretenden convertirse en valiosas herramientas para la comunidad

Para muchos chicos en edad escolar, es frustrante estudiar y esforzarse con el objetivo de obtener mejores calificaciones sin lograrlo. Y más doloroso aún, cuando son injustamente acusados de no haberse preparado lo suficiente o señalados como niños poco inteligentes. Muchos de ellos desconocen que lo que tienen es dislexia, una condición que afecta la forma en que el cerebro procesa el lenguaje escrito y hablado y que, precisamente, se traduce en dificultades en la lecto-escritura. 

Las personas que tienen dislexia pueden comprender ideas complejas, aunque a veces requieren más tiempo para entender la información o pueden precisar modos alternativos para asimilarla. La causa de estas dificultades sería biogenética y, si bien desde el Instituto Fleni señalan que no existen estimaciones sobre su prevalencia en la Argentina, se cree que a nivel global la sufre un 10 por ciento de la población. 

Pocas veces se llega a un diagnóstico precoz. La falta de información se contrapone con la abundancia de prejuicios. 

Si bien la dislexia es una condición que permanece de por vida, no impide que quien la padece logre un desarrollo personal ni profesional exitoso. Es una dificultad que con un tratamiento adecuado puede superarse. Es el caso de famosos artistas como el director de cine Steven Spielberg o el actor Patrick Dempsey, pero también de personas dedicadas al estudio y las ciencias, como Luz Rello, una joven española que con 31 años puede ufanarse de sus logros académicos. Licenciada en Lingüística y doctora en Ciencias de la Computación, se dedica a la investigación de nuevas tecnologías aplicadas al diagnóstico y tratamiento de la dislexia y también desarrolla aplicaciones y materiales con el objetivo de reducir el fracaso escolar a causa de ella. 

Rello visitó recientemente el país, invitada por el instituto de investigaciones neurológicas Fleni, para participar de un simposio sobre dislexia y tecnología. También estuvo en contacto con Disfam, una institución nacida en España por el impulso de padres que tienen niños con dislexia y que tiene presencia en Argentina, además de México y República Dominicana. La sede local de Disfam impulsa la Ley Nacional de la Dislexia. 

Misión

Rello no sólo pudo vencer los obstáculos que le impuso la dislexia, sino que hoy se dedica a ayudar a otras personas a hacerlo a través de la creación de distintos soportes tecnológicos y programas para la detección en el ámbito escolar, y de aplicaciones que facilitan la educación de los chicos que la padecen, de modo que ellos puedan mejorar su desempeño académico, así como su estado emocional. 

Estas innovaciones nacieron en el marco de Change Dyslexia, el proyecto social en línea fundado por Rello quien afirmó, en una entrevista con La Voz, que sus desarrollos estarán disponibles para su descarga en computadoras y equipos móviles desde mediados de noviembre en www.changedyslexia.org. Su lema es “la ciencia superando las barreras de la dislexia”.

Dytective Test

Uno de los desarrollos que lideró Rello es la aplicación Dytective, un test planteado en términos lúdicos, pensado para contribuir a la detección precoz, pero no para el diagnóstico.

“Es una suerte de llamado de atención a través de juegos lingüísticos e inteligencia artificial”, explicó Rello. “La idea es que los niños no sientan que están haciendo un test y, al a vez, sea más fácil de aplicar”, agregó. 

Destacó la importancia de la consulta con el especialista en caso de que, a través del test, se identifique una potencial dificultad. 

Para su desarrollo, se testeó a 10 mil participantes de más de 100 colegios e instituciones de España, Chile, Colombia y Argentina –entre otros países– cuyo diagnóstico de dislexia ya estaba confirmado. Según apuntó Rello, los resultados exhibieron un 90 por ciento de precisión. 

“Son ejercicios personalizados de apoyo al tratamiento, el cual, que quede claro, debe hacerse con un profesional”, complementó Rello. “Esta es sólo una herramienta para empoderar tanto a esos profesionales como a las familias y a los colegios que quieran colaborar con personas disléxicas”, concluyó.

El objetivo es acortar los tiempos, aumentar la concientización y evitar que la principal forma de detección sea a través del fracaso escolar. 

Las familias interesadas pueden inscribirse on line para acceder al test cuando esté disponible en el sitio http://changedyslexia.org/

Fuente: La Voz.com.ar

Te puede interesar