Rajoy tiende una mano al PSOE para un acuerdo de investidura

INTERNACIONALES 06/10/2016
El conservador aseguró que no pondrá condiciones a los socialistas para negociar su reelección y afirmó que unos nuevos comicios serían un "disparate".

El presidente del gobierno español en funciones, Mariano Rajoy, aseguró este jueves que no pondrá condiciones al Partido Socialista (PSOE) para negociar un acuerdo de investidura e insistió en que unas terceras elecciones generales sería un "disparate".

"No voy a poner ninguna condición", dijo Rajoy en declaraciones la prensa al llegar a un Congreso en Málaga, después de que trascendiera que su Partido Popular (PP) estaba exigiendo a los socialistas un acuerdo de "mínimos" que incluyera un compromiso respecto a los próximos presupuestos del Estado. 

El aspirante a la reelección por el PP, quien se impuso en los últimos dos comicios celebrados en España en diciembre y junio pero no logró los apoyos necesarios como para formar gobierno, necesita al menos de la abstención del PSOE para ser investido.

Rajoy insistió en que su prioridad sigue siendo formar un gobierno de coalición o llegar a un pacto con el PSOE que incluya grandes asuntos de gobierno -como la unidad territorial, techo de gasto, estado de bienestar, etcétera- y si no lograr que los socialistas "nos dejen gobernar". 

La renuncia de Pedro Sánchez como secretario general del PSOE el pasado sábado allanó el camino a un acuerdo para que los socialistas pasen del "no" a la abstención. Sánchez se vio obligado a dimitir después de que el Comité Federal de su partido volteó su plan de formar un gobierno alternativo al PP. 

En ese sentido, el líder conservador indicó que hablará con el socialista Javier Fernández, quien preside la gestora que asumió el control del PSOE tras la dimisión de Sánchez para intentar abrir una negociación. 

En los últimos días, Fernández y otros dirigentes socialistas que forzaron la salida de Sánchez dejaron claro que unas terceras elecciones serían el peor escenario para el PSOE, que no tiene líder ni candidato, dejando entrever que la posición mayoritaria es a favor de la abstención. 

"La única alternativa es si vamos o no a elecciones", indicó el vocero de la gestora socialista, Mario Jiménez, en declaraciones a la radio Onda Cero. 

Y de cara a las esperadas negociaciones, remarcó que el PP "no está en condiciones o situación de poner condiciones para nada ni para nadie".

Tras la investidura fallida de Rajoy a principios de septiembre empezó a correr el "reloj de la democracia", por lo que los principales partidos españoles tienen tiempo hasta el 31 de octubre para formar gobierno antes que se convoquen una nuevas elecciones generales de forma automática, las terceras en un año.

Fuente: Télam

Te puede interesar