Amante del bisturí: Así fue la metamorfosis de Charlotte Caniggia

ESPECTÁCULO 05/10/2016
La conocimos de pequeña y a medida que pasaron los años se transformó radicalmente.

La hija de Claudio Paul admite que abusa de las cirugías para verse más linda.

La actual participante del Bailando por un sueño 2016 reveló que no mantiene su figura a base de entrenamiento físico sino que prefiere hacerlo pasando por el quirófano.

 


"No me gusta ir al gimnasio, ¡prefiero operarme! Garpo y ya está, me sacan la grasa de una", exclamó la hija de Mariana Nannis y El pájaro Caniggia.

Su primera operación fue a los 17 años, se “retocó” las lolas, a partir de allí no dejó de recurrir al bisturí para lograr los cambios que se le iban ocurriendo.

 


Charlotte no tiene vergüenza de contar todo lo que le hizo a su cuerpo. "Me las hice -las lolas- porque de chica no tenía mucho. El día que me las fui a operar le pedí a mi cirujano, el Dr. Alberto Ferriols, que es un amigo, que me pusiera talle D. Él me recomendó que por la contextura de mi cuerpo me pusiera prótesis más chicas, pero no le hice caso. ¡Yo las quería así y me las tuvo que hacer! Quedé muy conforme con el resultado y no me arrepiento para nada", contó la princesa Caniggia.

 


Dos años después, volvió a pasar por el quirófano pero para retocarse la cara. “Me hice una rinoplastía en la nariz, una cosa muy chiquita porque no tenía ningún complejo, pero quería verme mejor. En los labios me puse relleno de ácido hialurónico, que es una sustancia que te inyectan sin anestesia, sólo te duermen la zona. Con el tiempo el producto se disuelve, no es algo fijo que queda para toda la vida. También me hice una lipo, que es algo que muchas modelos se hacen", detalló.

 


El doctor Cristian Pérez Latorre (a quien le pagan los viajes a Marbella para que atienda a toda la familia) contó que en 2012 le colocó ácido hialurónico en los labios, le inyectó hidroxiapatita para afinar el rostro, le retocó el mentón para darle más volumen y también le aplicó gotas de botox en el entrecejo.

Al año siguiente, se hizo una lipoaspiración en rodillas y cintura, se arregló la nariz, ¡y se puso 130 de busto! "Ahora que tengo estas lolas puedo dar mucho mejor para campañas de ropa interior o bikini", explicó la joven, muy satisfecha con la transformación.

 



Hoy, con 23 años y con más de 10 cirugías en su haber, dice que tiene el cuerpo que siempre quiso y que le encanta mostrarlo.

Te puede interesar