Elisa Carrió: “Si dividís a UNEN del Pro, sos socio del PJ y jugás para Massa o Scioli”

NOTICIAS DE INTERES 04/01/2015
La polémica dirigente está convencida de que su propuesta electoral de una “alianza grande” que incluya al macrismo se va terminar imponiendo por “inteligencia” o por “necesidad”. “Estoy rompiendo ahora todo lo que hay que romper para que haya gobernabilidad después”, dice a este diario sobre sus acciones políticas. Sus “bases” para cien años de República.

Fue candidata presidencial tres veces y todo indica que hará un cuarto intento en las PASO del 9 de agosto. Cree que una parte del radicalismo y otras fuerzas afines deben competirle al Pro por una candidatura presidencial única que enfrente el 26 de octubre a Sergio Massa (Frente Renovador) y al candidato del Frente para la Victoria. “Alianza grande”, repetirá al referirse a ese espacio político que cree que comparten UNEN y el Pro.

 -¿Cómo debe organizarse electoralmente la oposición para ganarle al oficialismo? 

-En términos de fuerzas históricas, desde el ‘45 el país sigue dividido entre el PJ y fuerzas no PJ. Esto no ha cambiado. Una ha demostrado cierta impotencia para la República y la otra ha demostrado exceso de poder. Las fuerzas republicanas están compuestas por la fuente radical, la fuente socialista y la demócrata progresista, y las fuerzas conservadoras no peronistas.

Esto hoy está dividido en dos sectores, las fuerzas más conservadoras votan a Macri y las otras fuerzas votan UNEN pero al no consolidar una candidatura, siguen. Hay que unir esas fuerzas. Las fuerzas del PJ están representadas por Scioli, Massa y por sectores del establishment empresarial.

-¿Sigue manteniendo su candidatura presidencial? 

-Yo soy precandidata si hay unidad. Yo hice una jugada: estaba en UNEN, después me robaron el nombre y me quisieron encerrar en un UNEN chiquito. Pero la cuestión nacional se resuelve con una alianza grande. ¿Yo qué hice? Lo mismo que en 2007. Cuando el ARI me quiso encerrar para no hacer más grande la Coalición Cívica, yo me corrí. Para qué, para agrandarla.

Y de hecho salimos segundos y si no hubiera habido fraude y el radicalismo hubiese hecho una alianza con nosotros, ganábamos. Ahora quisieron hacer lo mismo y me corrí. No cuenten conmigo para hacer una alianza chiquitita y perdedora. Si vos dividís UNEN del Pro, sos socio del PJ. Estás jugando con Massa o con Scioli.

-¿Usted quiere ser la candidata de esa alianza grande? 

-Sí. En marzo se define. La Convención del radicalismo está mucho más cerca de esto. Sanz quería la alianza grande pero el partido no se lo permitió. Pero después, donde no rige la inteligencia, rige la necesidad.

-¿Usted dijo recién que en 2007 hubo fraude? 

-Me sacaron casi 7 puntos. Me lo dijo Scioli en la misma noche. Fue cuando nos robaron las boletas. La noche anterior Scioli me dijo “estás en 34 puntos en la provincia de Buenos Aires”. Al otro día estaba en 26 puntos. A las 11 de la mañana Kirchner ordena robar todas las boletas. Esto lo dijo Antonio Cafiero.

También ahí jugaron Duhalde, Gerardo Morales y Lavagna, que terminó pactando con Kirchner. Si la alianza hubiese sido con el radicalismo, Cristina no hubiese sido Presidente. Esta nueva oportunidad no la podemos perder. En 2007 perdimos por el pacto entre Morales, Duhalde y Cristina Kirchner. Ahora Gerardo Morales sigue en la misma.

-En junio vence el plazo para sellar alianzas… 

-Pero en marzo o abril se resuelve todo. Habrá una interna entre Macri y un sector de UNEN. Ahora está el juego del poder y de los encuestadores; algunos candidatos suben, otros bajan. Pero nadie sabe, depende dónde estará el pueblo a la hora de votar. En 2003 nadie sabía que Kirchner sería Presidente. Ahora tampoco se sabe qué puede pasar. Creo que habrá una fórmula pan-radical y otra macrista para competir contra el PJ.

-Se puede armar una fórmula electoralmente competitiva. Pero la experiencia de la Alianza, en 1999, fue un fiasco. El problema empieza cuando se gobierna… 

-Por eso estoy rompiendo ahora todo lo que hay que romper para que haya gobernabilidad después.

-¿Pero esa gobernabilidad no depende de un programa? 

-Sí. Yo estoy sacando un libro de Planeta, “La reinvención de Argentina, por 100 años de República”, donde hay un programa completo desde la cuestión moral, republicana, la cuestión del desarrollo económico, la energía.

-¿El macrismo está de acuerdo con ese programa? 

-Yo escribo mis bases, como Alberdi, ¿está? Sobre esos puntos podrá haber diez acuerdos básicos de gobernabilidad y de leyes. Y después se dirimirá en el Parlamento, con mayoría y minoría. No es nada trágico. Que el Congreso se haga cargo de lo que se decide.

-¿Cómo ve el armado de un frente opositor? 

-Bien, bien. Son los últimos estertores. Lo que venía era el acuerdo Cobos-Massa y el Pacto de México. Lo sabía desde hace siete meses por empresarios.

-¿Cómo es eso? 

-Hace 6 ó 7 meses, (Ignacio) De Mendiguren y grandes empresarios inventaron una confluencia radical-massista que se fundaba en lo que se dio llamar “el pacto de México”, en base a acuerdos sobre educación, telecomunicaciones, energía, etc.. Cuando a mí me sugieren eso, yo les digo que esto esconde un gran pacto no escrito que es la institucionalización del narcotráfico. A ese juego no me presto porque sabía que esto venía por Massa.

Yo me callo y sigo observando todo. Veo la jugada. Veo cómo Cobos habla con Massa, se ve en el recinto. Morales estaba jugando con ese sector del establishment. Cuando Cobos empieza a decir “vamos a poner esta propuesta” me doy cuenta que después de eso viene el acto con Massa. Y ahí rompo. Me corro al aire, salto al vacío.

Digo “o hay unidad con el Pro o me voy”, por lo cual ellos no me pueden trampear sino que les desbarato el juego. Entonces se cae el acto de Mendoza de UNEN. Y Sanz y (Alfredo) Cornejo logran una alianza. Hoy, en dos tercios de las provincias, el radicalismo ya está ya en acuerdos con el Pro. Por eso la alianza grande sale.

-¿La UCR tiene más acuerdos con Macri que con Massa? 

-Sí. A ver, Provincia de Buenos Aires va a acordar con Macri o no sacan un concejal. Córdoba está bien; Mendoza, todo el Litoral también; en Santa Fe se define en abril. Hay mayoría en los grandes distritos.

Te puede interesar