Dilma Rousseff: "La corrupción humilla a los brasileños honestos y debe ser extirpada"

NOTICIAS DE INTERES 02/01/2015
La presidente de Brasil asumió su segundo mandato con un discurso marcado por las promesas de "transparencia", el mayor reto desde el escándalo de Petrobras. "Asumo el desafío sin miedo", aseguró

"El pueblo brasileño quiere más transparencia y más combate a todos los tipos de crímenes, especialmente a la corrupción, y quiere, además, que el brazo fuerte de la Justicia alcance a todos de forma igualitaria. No tengo miedo de encarar esos desafíos", afirmó Rousseff ante el Congreso tras prestar juramento para su segundo mandato consecutivo.

La presidente de Brasil resaltó los logros de su primer período y remarcó los éxitos de su antecesor, Luiz Inácio da Silva. "Nunca tantos brasileños lograron empleo, mandaron a sus hijos a la universidad o salieron de la pobreza", insistió Rousseff en su discurso.

 

"BRASIL, PATRIA EDUCADORA" ES EL NUEVO LEMA DEL GOBIERNO DE ROUSSEFFEx guerrillera torturada durante la dictadura militar (1964-1985), Rousseff, de 67 años, juró hacia las 15:00 locales (17:00 GMT) para su segundo y último mandato consecutivo de cuatro años, tras vencer al opositor socialdemócrata Aécio Neves con una leve ventaja del 3% de votos en octubre.

En varios pasajes de su discurso resaltó la búsqueda de "transparencia" y ética". Desde que se destapó el escándalo por coimas en Petrobras, la lucha contra la corrupción se volvió el mayor desafío de su gestión. Es que la empresa e inversionista más grande de Brasil está en el centro de una trama de corrupción que involucra a un cártel de las principales empresas constructoras del país, que pagaban millonarios sobornos a cambio de contratos.

 

Treinta y nueve personas están siendo procesadas por la Justicia y conforme avanzan las investigaciones, se cierra el cerco sobre decenas de políticos aliados del Gobierno. La policía estima que la red de corrupción movió unos 4.000 millones de dólares en la última década. Rousseff también prometió investigar a fondo corrupción en Petrobras y protegerla de los "depredadores".

Estuvieron presentes varios mandatarios latinoamericanos, entre ellos el de Venezuela, Nicolás Maduro, la de Chile, Michelle Bachelet, y el de Uruguay, José Mujica. Además, asistió el vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, y su par argentino, Amado Boudou. La representación de este último en nombre del gobierno de Cristina Kirchner había sido objetada por la oposición local, que sostenía que su presencia afectaba la imagen del país debido a sus problemas con la Justicia

 

Te puede interesar