las enfermedades más comunes del verano y cómo prevenirlas

SALUD 31/12/2014
Las afecciones que suelen arruinar el disfrute del aire libre en verano y cómo prevenirlas.

El clima condiciona la forma en que se vive de manera drástica. Las costumbres, hábitos, humores, alimentos y hasta formas de pensar se ven afectados por la temperatura y los ciclos de la naturaleza.

En Argentina, país con estaciones marcadas, estos cambios de temperatura muchas veces determinan la prevalencia de ciertas enfermedades por encima de otras. Es por este motivo que aumentan las insolaciones, otitis, conjuntivitis, micosis, golpes de calor y quemaduras por el sol.

  1. Insolación: esta patología se produce por la exposición al sol sin la protección adecuada y genera fiebre, dolor de cabeza y desvanecimientos. Usualmente se recomienda guardar reposo por algunos días. A fin de evitarla es necesario utilizar protector solar a toda hora del día, ropa que cubra la piel, anteojos de sol y gorros para proteger la cabeza.
  2. Otitis: al pasar mucho tiempo en la piscina puede ingresar agua al oído e infectarse, producto de esto se sufre de un dolor agudo en el oído, para evitarla es importante secar bien los oídos y en lo posible utilizar tapones al bañarse.
  3. Conjuntivitis virósica: esta es una infección en los ojos que se produce por el contacto de aguas no tratadas de playas, ríos, lagos y piletas. Para evitarla se recomienda utilizar antiparras, sobre todo en balnearios públicos o espejos de agua donde se produzcan muchedumbres.
  4. Micosis: hongos en el cuerpo, producen picazón, ardor, enrojecimiento del área afectada y en casos mal olor, se contagia al entrar en contacto con una persona afectada o con superficies húmedas en las que ha permanecido una persona con hongos (duchas, ojotas, etc.).
  5. Golpes de calor y quemaduras por el sol: quizás la afección más grave de todas las listadas, un golpe de calor en niños o ancianos puede conducir a la muerte, para prevenirlos es bueno reducir la exposición al sol, sobre todo en horas de mayor riesgo (entre las 10 y las 16 hs.), protegerse adecuadamente del sol (bloqueador solar, gorras, ropas livianas que cubran la piel, lentes de sol, etc.), no realizar actividad física excesiva en horas de riesgo, mantenerse hidratado y refrigerado.

Las épocas estivales suelen ser las más disfrutadas por las personas, ya que dan la posibilidad de reunirse y disfrutar de la vida al aire libre, pero esto debe hacerse con mucha precaución para evitar las enfermedades y afecciones detalladas anteriormente que arruinarían el disfrute.

Es bueno consultar con un profesional de la salud regularmente para recibir información detallada y personalizada sobre los mejores cuidados a tener en cuenta así como también para detectar otro tipo de afecciones con anterioridad.

Te puede interesar