Una hostería de Cristóbal López deriva fondos hacia el hotel de los Kirchner

NACIONALES 13/01/2015
El hotel del empresario del juego y el de la familia presidencial son administrados por la misma firma: Idea S.A, controlada por Osvaldo Sanfelice, socio de Máximo, el hijo de CFK

Una hostería que pertenece al empresario del juego Cristobal López, llamada El Retorno y ubicada en las afueras de Bariloche mantiene vínculos irregulares con uno de los hoteles de la presidenta Cristina Kirchner. Según una investigación periodística publicada el domingo por el diario Clarin, el dueño del Grupo Indalo deriva fondos a uno de los hospedajes que figuran a nombre de la familia de la mandataria en El Calafate.

La prueba es que cuando los huéspedes pagan sus gastos con tarjetas crédito o débito, en los resúmenes de cuenta se especifica después que esos fondos son cobrados por "Hotel Alto Calafate", el principal emprendimiento turístico de CFK.

El hotel de López y el de la familia Kirchner son administrados por la misma firma: la sociedad Idea S.A, controlada por Osvaldo Sanfelice, socio de Máximo, el hijo mayor de la presidenta de la Nación, y también la dirección fiscal del "Alto Calafate". La compañía Idea S.A cuenta con al menos dos domicilios: uno en la ciudad de Buenos Aires, sobre la avenida 9 de Julio, y otro en Néstor Kirchner 496, Río Gallegos, en la provincia de Santa Cruz.

Según confirmaron, las ganancias del "El Retorno" terminan en un principio en las cuentas bancarias del hotel presidencial porque así lo muestra documentación fiscal y comercial emitida por el negocio de López, y sobre todo por las tarjetas de crédito con las que se pagaron esos servicios.

Además. el vínculo entre El Retorno y el hotel presidencial puede verificarse en Internet, según publicó ayer el diario La Nación. En la página de ventas de paquetes turísticos Trip Advisor constan múltiples intercambios de mensajes públicos entre huéspedes de la hostería de López y las respuestas oficiales del establecimiento, que quedaron a cargo del "departamento de e-commerce" del Alto Calafate.

A ese vínculo público en Internet se suma que las facturas por los gastos de alquiler de habitaciones o del bar de El Retorno las emite Idea SA, aunque quienes pagan con sus tarjetas reciben luego en sus resúmenes bancarios que pagarán por alojamientos en el Alto Calafate, ubicado 1423 kilómetros al Sur por la ruta 40.

También hay una extraña coincidencia: la presidenta de Hotesur-Alto Calafate es Romina Mercado, sobrina de la Presidenta, quien es al mismo tiempo empleada de López en la sociedad con la que compró "El Retorno".

Por su parte, Sanfelice, el controlante de Idea SA, la administradora de ese hotel y del "Alto Calafate", también fue socio y es empleado de López en la empresa Alcalis de la Patagonia.
Además de ser el dueño de "El Retorno", Cristóbal López es titular de licencias de juego, de medios audiovisuales, de concesiones viales, y es contratista de obra pública.

La administración del Alto Calafate y otros hoteles de la familia Kirchner quedaron bajo la lupa judicial desde fines de 2013, cuando La Nación reveló que el empresario Lázaro Báez pagó por, al menos, 1100 habitaciones en esos establecimientos, durante años, sin usar esas reservas.

Te puede interesar