BIOGRAFÍA DE "PIPO" MANCERA, EL TINELLI DE LOS 60

PERSONAJES 24 25/12/2014
CREADOR DE LA TV SHOW ACTUAL, PADRE DE LA TELEVISIÓN ARGENTINA

Un caluroso 6 de enero de 1962 irrumpía en la pantalla de Canal 9 un producto televisivo totalmente novedoso hasta el momento. Se trata de un programa de seis horas de duración, por el cual desfilaban las figuras más

destacas de la escena argentina y del mundo. Al mando estaba un hombre llamado Nicolás Mancera, apodo cariñosamente con el alias de Pipo.

De inmediato se convirtió en un verdadero éxito de público, tanto presente en el estudio desde las tribunas, como a través de las pantallas de televisión de todos los hogares.

La idea había surgido durante un viaje que Mancera realizó a Francia, donde casualmente vio en la televisión el llamado “Show de Ives Montand”, un programa “ómnibus”, clasificado así por su extensa duración en vivo. El producto le pareció brillante, y decidió importarlo a la Argentina, consiguiendo el apoyo de los directivos de Canal 9.

Aquella innovación en la televisión de la década del sesenta significó un cambio radical, ya que logró marcar un antes y un después en los tiempos televisivos.

Pero antes de aquello, Pipo Mancera, que había nacido en Buenos Aires el 20 de diciembre de 1929, se desempeñaba como locutor y periodista, conduciendo programas como “Pantalla gigante”, dedicado al cine, musicales como “La noche”, e incluso tuvo la oportunidad de darse el gusto de actuar en distintas películas, tales como “El crack” y la recordada “Bicho raro” junto a Luis Sandrini.

A la par trabajaba como periodista en el diario argentino La Razón, donde publicaba asiduamente sus columnas, y en la revista “Tiempo de Cine”, mientras que al mismo tiempo conducía diversos ciclos radiales, tanto en Argentina como en el vecino país de Uruguay.

No obstante, uno de los máximos hitos en la carrera de Macera es sin dudas su gran creación de aquel programa “ómnibus” que reunía a toda la familia frente al televisor. Algunos incluso se mantenían ansiosos durante la semana, a la espera de los “Sábados Circulares”.

Durante seis horas de duración en vivo, el televidente podía llegar a ver todo tipo de cosas, entre las que no faltaba el entretenimiento, los reportajes exclusivos y la música. Las más importantes figuras de la Argentina y del mundo desfilaron por el escenario de “Sábados Circulares”, y fueron entrevistados por Pipo Mancera. A modo de ejemplo podemos nombrar a Marcello Mastroianni, Alain Delon, Sophia Loren, Pelé, Sean Connery y Tom Jones, entre otros. Incluso Mancera fue el primer periodista que entrevistó a Diego Armando Maradona en el año 1971, cuando el Dios del Futbol sólo tenía diez años.

En lo musical, “Sábados Circulares” fue el especio elegido para el debut televisivo de importantes cantantes nacionales, entre los que se inscriben Palito Ortega, Sergio Denis, Leonardo Favio y Sandro con Los de Fuego. Pero también había lugar para las figuras ya consagradas de la talla de Serrat, Raphael, Libertad Lamarque, Tita Merello, Aníbal Troilo, Atahualpa Yupanqui, y todos los jóvenes talentos del “Club del Clan”.

En aquella década, Pipo Mancera se convirtió en el dueño de la televisión, ya que su ciclo despertó el interés de todo el público, logrando un nivel de televidentes récord para la TV argentina. Mostrando su faceta de verdadero showman, Mancera participaba activamente de todo lo que sucedía en su programa, incluso de las pruebas de escapismo, las domas de leones, y fue el creador de las primeras cámaras sorpresa de la televisión nacional.

En una oportunidad, el periodista y conductor ofreció una entrevista en la que aseguró: “Me gusta todo lo que hice. Era una profesión. Una profesión que me permitió domar leones, pero también ser amigo de Delon o Charles Aznavour”.

Luego de más de una década de éxito, el 11 de noviembre de 1974 Mancera decidió dar por finalizado su ciclo, y de forma abrupta se exilió en Francia. Regresó al país cuatro años después con una nueva propuesta televisiva que no alcanzó el éxito esperado.

La década de los ochenta lo sorprendía con la muerte de su primera mujer, lo que le produjo una gran depresión que lo mantuvo alejado por años de la actividad artística.

Los años pasaron y la televisión cambió radicalmente, dejando fuera la posibilidad de un lugar para quien había logrado revolucionar el medio televisivo en la década del sesenta.

El 29 de agosto de 2011, lo sorprendió la muerte, cuando descansaba en su casa y fue víctima de un paro cardiaco. Había logrado vivir 81 plenos años.

Te puede interesar