Advierten que el financiamiento será la clave para que se generen nuevos negocios

ECONOMÍA 02/01/2015
Consumo, automotrices e inmobiliario, tres sectores centrales para analizar la evolución de la economía, reclaman un mayor caudal de créditos para apalancar las operaciones en tiempos de escasos recursos. El comportamiento del dólar también aparece en la lista de prioridades de los especialistas consultados

CONSUMO: la actividad continuará en baja 

Si algo marcó al consumo en general durante 2014 fue la necesidad de una fuerte presencia del financiamiento para que la actividad no se viera afectada.

Casi como una variable ineludible, cuando los bancos decidieron retirar las promociones de pagos en cuotas las ventas se resintieron, para volver a crecer cuando se retomó esa variable.

El panorama que se avizora para 2015 no difiere demasiado. Los especialistas entienden que el financiamiento también será el factor clave el año que viene –algo que dependerá de la actitud que tomen los bancos–, aunque no prevén que se de una mejora en los niveles de ventas.

Damián Di Pace es especialista en consumo minorista de la consultora Focus Market, y entiende que los números también serán negativos en 2015, luego de que en 2014 se diera una retracción del 7,2 por ciento.
"Según nuestros cálculos la baja para el año próximo podría ser de un 3,5%, que es inferior a la de 2014 pero que de igual modo mantiene la tendencia negativa", explicó Di Pace a El Cronista.

El especialista sostuvo, además, que el financiamiento con tarjeta de crédito aumentó –al igual que las compras a través del plan oficial "Ahora 12"– aunque "ahora llegará el turno de pagar esos gastos, lo que quitará a la gente oxígeno para nuevos gastos". Por otra parte, entiende que la retracción del consumo podría incluso generar una inclinación hacia las segundas marcas, a menos que las primeras continúen con sus planes de promoción, de modo de incentivar su compra.

AUTOMOTRIZ: la expectativa es mantener el nivel de 2014

El sueño del sector automotriz duró poco. Cerró 2013 con un récord de 956.000 unidades vendidas y enseguida desde el Gobierno salieron a pronosticar que para este año se rompería la barrera del millón de unidades autos comercializados.

Esto no sólo no ocurrió, sino que el año cerrará con ventas por unas 680.000 rodados, luego de que la falta de insumos y la consecuente suspensión de personal coparan la escena.

Lejos de aquellos sueños de grandeza, hoy los concesionarios esperan que, al menos, los niveles de venta se mantengan en 2015 en la misma sintonía que los actuales.

"En varios puntos 2015 para nosotros es una sorpresa", dijo a El Cronista Rubén Beato, secretario general de la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (Acara).

El directivo precisó que para que el sector crezca será "muy importante que se mantenga el Procreauto", el plan oficial que se lanzó en una primera etapa con fuerte adhesión de las automotrices, pero que en su segundo tramo perdió fuerza.

"De entrada se vendieron 30.000 autos por este medio pero luego no hubo voluntad por parte de las terminales", acusó, para luego indicar que "en caso de que se lo discontinúe, habría que contar con un otro plan de financiamiento, con el nombre que fuera, para incentivar la actividad". En cuanto al movimiento del dólar, precisó que "si sube sería un impacto negativo; aunque el Gobierno dice que esto no ocurrirá".

INMOBILIARIO: otro año “perdido” por el cepo cambiario

Si hay un año que quedará marcado para los agentes inmobiliarios será 2014.
Luego de que el Gobierno determinara la instauración de las trabas a la compra de dólares, el nivel de ventas se congeló, a tal punto que se espera que este año termine con una caída que rondaría el 30 por ciento.

Roberto Arévalo es el presidente de la Cámara Inmobiliaria Argentina (CIA) y no ve que el año que viene se puedan lograr avances en cuanto a la venta de inmuebles, ya que tampoco se esperan grandes cambios en la política oficial.

"El único punto al que podemos aspirar es que a partir del segundo semestre del año próximo, después de las PASO, se tenga algún indicio de quién podría ser Presidente. De ese modo se podría sospechar también qué medida se podría tomar en ese sentido", aseveró Arévalo.

Por el resto, el directivo analiza que la situación será tan compleja como la actual. "Se tratará de un año tan crítico como este", afirmó.

Incluso –como consecuencia de eso– Arévalo se atreve a casi dar por perdido a 2015. "Si cambian las cosas el despegue se podría ver sólo a mediados de 2016. Allí se podría no sólo registrar una mejora de la actividad, sino además logran un sinceramiento en los precios que se amesetaron durante estos últimos meses".

Te puede interesar