Ante alerta por intensas lluvias, el Intendente de Santa Fe supervisó los sistemas de drenaje

PROVINCIALES 04/02/2015
El Intendente de Santa Fe, José Corral, realizó una recorrida para observar el funcionamiento del sistema de drenaje y realizó una evaluación de las acciones que se llevan adelante para mitigar el riesgo hídrico.
Ampliar
JOSÉ CORRAL.

Ante la alerta meteorológica que rige sobre la zona de Santa Fe, José Corral recorrió el martes por la tarde el sistema de drenaje de la ciudad para observar su funcionamiento. “Estamos supervisando el funcionamiento del sistema hídrico de la ciudad y el estado de las defensas. En enero tuvimos un récord de lluvias, y por eso es importante la tarea silenciosa que hacen los equipos técnicos para estar preparados ante estas situaciones”, explicó en la Estación de Bombeo Nº 3.

“Cada vez que hay un alerta meteorológico se ponen en funcionamiento una serie de actividades de diferentes áreas del Gobierno de la Ciudad, que tienden a estar bien preparados al momento que tengamos que afrontar lluvias muy intensas”, dijo el intendente el dialogo con varios medios locales que cubrían su recorrido.

Corral recordó la infraestructura instalada en la ciudad para abordar esta problemática. Entre ellas, destacó que “se ejecutaron más de 10 kilómetros de desagües -algunos troncales muy importantes-; se profundizaron los reservorios y se repotenciaron las estaciones de bombeos. Pero lo importante es que funcione todo eso en el momento en que haga falta, y para eso hay que hacer un mantenimiento permanente, porque una Estación de Bombeo es un espacio físico que tiene que mantenerse, ya que son elementos mecánicos que requieren de un cuidado periódico, y para eso tenemos personas preparadas que están conducidas por ingenieros capacitados en el tema”, remarcó.

Preparados para afrontar la situación:

José Corral explicó que “en la ciudad hay 53 puntos de bombeo, con más de 80 bombas. Pero las del Oeste son las más importantes”, definió. Y remarcó que “todavía queda mucho por hacer, pero también queda claro que la ciudad está mejor preparada”. Y en referencia a la calidad laboral, dijo que “quedó atrás aquello de tomar a los lugares del Oeste como sitios de castigo para los empleados municipales, como se hacía en otras gestiones, porque las estaciones de bombeo eran espacios abandonados”. En ese punto, diferenció: “Ahora estos lugares se mantienen, se iluminan y si hay situaciones de vandalismos se recuperan las piezas y se reponen rápidamente”.

Recordó entonces que en 2007 “no se hicieron las cosas como debían hacerse; no funcionó nada. Las casa bombas que no anduvieron correctamente; los desagües estaban tapados; los reservorios no estaban profundizados y por eso durante varias semanas muchas familias tuvieron que permanecer evacuadas fuera de sus viviendas, volviendo a sufrir como en 2003”.



Responsabilidad de la ciudadanía cuidar los sistemas de drenaje

Con respecto a los cuidados a tomar, José Corral manifestó: “es muy bueno que los vecinos se ocupen de mantener limpia la calle, con responsabilidad a la hora de sacar la basura, que es la principal enemiga de los desagües; y también que avisen al Municipio si existe alguna boca de tormenta tapada, principalmente en los momentos previos a los avisos de alerta meteorológico, como en estos días”.

Otro punto importante vinculado a esta situación tiene que ver con la planificación de la ciudad. “El borde oeste tiene que ser un nuevo frente, por eso estamos haciendo una costanera en este reservorio que tenemos en la zona, que va a limitar el crecimiento de la ciudad”, aseguró. Y agregó “que muchos de los problemas que tenemos se deben a que en el pasado se permitió ocupar zonas bajas que pertenecen al río”.

La situación actual de los ríos


El Intendente hizo referencia también al monitoreo de los ríos Salado y Paraná. “Estamos con medidas que nos marcan que están más alto que lo normal, aunque en principio no son crecidas extraordinarias y son las esperadas para esta época del año”. También destacó que “por el momento no existen probabilidades de tener dificultades mayores con las familias. Nosotros estamos haciendo un seguimiento diario con las familias de La Tablada y con todo el borde del Paraná, pero además estamos muy atentos a las lluvias, tanto a las que se produzcan en la cuenca baja como en la alta del río Paraná”, concluyó. 

Te puede interesar