Comprar un auto usado cuesta un 60% más que en 2013

ECONOMÍA 23/12/2014
Lo afirmó Alberto Príncipe, presidente de la cámara que agrupa a los concesionarios de modelos de segunda manos. Pidió cambios al impuesto interno y mayor financiamiento

Mientras se esperan los números finales de venta de automóviles de 2014, que ya presagian una caída de 30%, los concesionarios siguen señalando a la inflación y el impacto del Impuesto Interno como el conjunto de razones que empujaron una fuerte suba de precios en los modelos que hicieron que el sector sufriera un freno en ventas.


Como publicó este diario hace unos días, desde la Asociación de Concesionarios de la República Argentina (Acara) aseguraban que los modelos 0 km más vendidos acumulaban una suba de casi 50 por ciento.
Ahora, el presidente de la Cámara de Comercio Automotor (CAC), Alberto Príncipe, se refirió a que los precios de algunos modelos usados aumentaron 60% debido a que fueron alcanzados por el denominado impuesto a los bienes de lujo –tributo que pagan los automóviles de más de $ 170.000–, cuya base imponible no fue actualizada por el Gobierno.


Según un cable de NA, el titular de la entidad que reúne a los concesionarios de modelos de segunda mano pidió a las autoridades que atiendan este desequilibrio en 2015 y promuevan reuniones con las automotrices y concesionarias, sobre todo porque están en jaque los empleos. Príncipe, que también es concesionario oficial de Hyundai, dijo que "es un anhelo" de las agencias, concesionarias y terminales que el Gobierno aumente la base del impuesto a inicios de 2015.


"Una actualización permitiría al sector mejorar el funcionamiento, dado que los precios de los coches medianos se estabilizarían y no habría subas tan marcadas en los usados, lo que motivaría las ventas", señaló.


Según el informe de noviembre de la CCA, la venta de usados tendrá un mejor año que la de 0 km, con una caída que no superará el 12% respecto de 2013. Según Príncipe, si el sector tuviera acompañamiento de los bancos la caída se habría achicado. "No se puede trabajar sin financiación. Nuestro mercado viene operando de contado o entrega de usado y efectivo. Al no tener crédito, cuando caen las ventas, nuestras estructuras se resienten y tenemos que agudizar el ingenio para mantenerlas vivas", advirtió.


Para Príncipe, un forma de resolver esto sería readecuar el Impuesto Interno. "Pero todavía no hay propuestas ni decisiones tomadas al respecto", admitió. "Tengo esperanzas de que haya una modificación y de una mejora sustancial en el resto de los sectores para que nos acompañe", agregó.


De todos modos, el Gobierno estaría evaluando un anuncio sobre el impuesto para fin de año, lo que podría empujar, por lo menos en el primer semestre de 2015, la venta de unidades nuevas y usadas. Según fuentes oficiales, la modificación estaría a la firma de la presidenta Cristina Fernández y sería publicada antes de fin de año.


Según pudo reconstruir este diario, el cambio implicaría una suba de entre el 20% y el 25% del tributo por lo que el primer corte que hoy está en $ 170.000 pasaría a $ 252.000; y el segundo que en está en $ 210.000 pasarían a pagar las unidades por arriba de los $ 315.000 de precio de venta al público.

Te puede interesar