Rusia responderá a las nuevas sanciones económicas

Estados Unidos y Canadá impusieron sanciones a Moscú por su papel en el conflicto en el este de Ucrania. La cancillería rusa insiste que tiene derechos históricos sobre la península de Crimea.

Obama aprobó ayer nuevas sanciones que prohíben a empresas e individuos estadounidenses exportar o importar bienes, servicios o tecnología desde o hacia Crimea, anexionada por Rusia en marzo tras la celebración de un referendo separatista.

Un 96,6 % de los crimeos (1,27 millones) votó a favor de la reunificación con Rusia en el referéndum separatista el 17 de marzo.

La cancillería rusa advirtió hoy en un comunicado que las nuevas sanciones no van a obligar a Moscú a renunciar a "una parte histórica e integral de Rusia".

El vocero de la cancillería, Alexander Lukashevich, se refirió a Cuba -donde Estados Unidos tardó más de medio siglo en retomar las relaciones diplomáticas- para asegurar que Rusia está lista para esperar tanto como sea necesario para que Washington ceda, consignó la agencia EFE.

Agregó que Moscú no se quedará de brazos cruzados ante las nuevas sanciones adoptadas por Estados Unidos y adelantadas por Canadá, que incluyó en su lista de sancionados a 11 personas más y limitó las exportaciones de tecnologías para el sector energético.

"Aconsejamos a Washington y Ottawa pensar en las consecuencias de estas decisiones. Mientras, nosotros nos ocuparemos de preparar medidas de respuesta", sostuvo Lukashevich.

El vocero de la cancillería estimó que las sanciones impuestas contra los dirigentes de las Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk muestran que Occidente no está interesado en resolver el conflicto en Donbás.

"Las sanciones minan el proceso político (…) Las nuevas medidas restrictivas tienen como objetivo apoyar al partido de la guerra en Kiev", recalcó al indicar que la distensión pasa por un diálogo entre las autoridades ucranianas y las milicias.

"Crimea es un territorio histórico e inalienable de Rusia. Los habitantes de Crimea están hoy con todo el pueblo ruso, que nunca se ha doblegado ni se doblegará a las presiones externas", aseguró el vocero de la cancillería.

En tanto, el presidente ruso, Vladmir Putin llamó hoy a reforzar los servicios secretos del país ante los nuevos "desafíos y amenazas" que deberán afrontar ante las amenazas occidentales.

"Insisto en que los desafíos y amenazas actuales y la aparición de nuevos factores de desestabilización requieren un aumento de la eficacia de todo el sistema de servicios especiales nacionales", afirmó Putin en la carta difundida por el Kremlin.

Las tareas claves de los servicios secretos deben ser combatir el "terrorismo internacional" y "cualquier intento de servicios especiales extranjeros de atacar Rusia o sus intereses políticos y económicos", agregó.

Las relaciones entre Rusia y Occidente se deterioraron a raíz de la adhesión de Crimea a Rusia en marzo pasado y del conflicto armado en el este de Ucrania.

Estados Unidos, Canadá, la Unión Europea y otros países occidentales han aprobado varios paquetes de sanciones contra Moscú que afectan tanto a particulares como a empresas concretas y a sectores enteros de la economía rusa.

En respuesta, Rusia embargó por un año algunas importaciones alimenticias de Estados Unidos, la UE, Australia, Canadá y Noruega.

Simón DERONDA

Redacción Internacionales

Te puede interesar