Desarrollan una piel "inteligente" que puede sentir el contacto, el calor y la humedad

NOTICIAS DE INTERES 19/12/2014
Investigadores de Corea del Sur y de Estados Unidos desarrollaron un material flexible que imita las capacidades elásticas y sensoriales de la piel, como el tacto, la presión y la humedad, que podría utilizarse para recubrir prótesis ortopédicas.

La piel artificial está conformada por densas redes de sensores hechos con oro y silicio ultrafinos. Los científicos adaptaron el silicio, que suele ser quebradizo, en forma de serpentina para poder estirarse y así permitir cierta flexibilidad, según reseñó una publicación del Instituto Tecnológico de Massachusetts.

Si bien los expertos desarrollan materiales elásticos sensitivos, este es el más sensible hasta el momento ya que cuenta con hasta 400 sensores por milímetro cuadrado. Existen extremidades ortopédicas de alta tecnología que permiten a sus dueños controlarlos mediante los nervios, músculos o incluso el cerebro, pero no existe forma de que el portador sepa si a un objeto lo está abrazando o a punto de escaparse de su control.

Los científicos ajustaron los sensores para que tengan la flexibilidad adecuada dependiendo de su ubicación en la mano. Mediante cámaras capturaron el movimiento y así estudiaron cómo se mueve y estira una mano de verdad. Luego, aplicaron diferentes formas de silicio a distintos puntos sobre la piel ortopédica para incorporar esa flexibilidad.
 
En último término, y con el objeto de brindarle mayor realismo a los materiales, agregaron una capa de elementos que aumentan su temperatura para simular la de la piel humana.
 
Esta nueva piel inteligente resuelve uno de los retos de añadir la sensación a los dispositivos ortopédicos, aunque el mayor problema reside en la creación de conexiones duraderas y robustas con el sistema nervioso humano para que el portador pueda "sentir" de verdad lo que detecta.
 

 

Te puede interesar