Shahrukh, el joven que fingió estar muerto para sobrevivir al ataque talibán

El adolescente vio entrar a 4 hombres armados al aula. Uno gritó "hay chicos escondidos, mátenlos". Luego de recibir disparos en sus piernas se quedó quieto en el piso sin respirar.
Ampliar
Shahrukh, el joven que fingió estar muerto para sobrevivir.

 adolescente de 16 años estuvo cerca de morir durante el ataque perpetrado por los talibanes en la escuela de Peshawar, al noroeste de Pakistán. La astucia del muchacho lo llevó a fingir su muerte para pasar desapercibido durante el atentado que dejó un saldo de 132 muertos, informó AFP.

Desde su cama, en un hospital de la ciudad, Shahrukh Khan contó que él y sus compañeros estaban en el auditorio del establecimiento cuando ingresaron cuatro hombre armados.

"Alguien nos gritó que nos agachásemos y escondiéramos abajo de las mesas", dijo Khan, agregando que los hombres gritaron "¡Dios es el más grande!" antes de abrir fuego.

"Vi un par de botas negras que venían hacia mí. Ese hombre probablemente estuviera buscando estudiantes escondidos debajo de los bancos", agregó.

Khan sintió mucho dolor cuando le dispararon en ambas piernas justo debajo de la rodilla. Optó por hacerse el muerto, añadiendo: 'Doblé mi corbata y me la puse en la boca para no gritar'".

"El hombre de botas negras siguió buscando estudiantes y metiéndoles balazos en el cuerpo. Me quedé lo más quieto que pude y cerré los ojos, esperando que me volvieran a disparar", contó.

"Mi cuerpo estaba temblando. Vi a la muerte tan de cerca (...) Nunca me olvidaré de las botas negras acercándose. Tuve la impresión de que era la muerte que se me acercaba"

Mientras su padre, un almacenero, lo consolaba en su cama empapada de sangre, Khan recordó: "Un rato después los hombres se fueron y yo me quedé ahí unos minutos. Luego intenté levantarme, pero me caí al piso como consecuencia de mis heridas".

"Cuando me arrastré hasta el salón siguiente, fue horrible. Vi el cadáver de nuestra secretaria en llamas", afirmó.

"Estaba sentada en la silla con sangre que le chorreaba del cuerpo mientras se quemaba", agregó.

El sangriento ataque talibán contra una escuela de hijos de militares en Pakistán finalizó el martes con la muerte de los siete asaltantes, indicó la policía.

Simón DERONDA

Redacción Internacionales

Te puede interesar