'The Economist' pronosticó "inflación desenfrenada" en 2015 y provocó ira oficial

ECONOMÍA 15/12/2014
El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, definió a la publicación como una “usina

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, descalificó hoy el crítico panorama para la economía del país planteado para 2015 por la publicación británica The Economist, al definir al medio de comunicación como “una usina conservadora pagada por el sistema financiero internacional” que procura “denostar a la Argentina”

Según “The World in 2015”, el conjunto de previsiones políticas y económicas de The Economist, Argentina deber afrontar “el riesgo de una inflación desenfrenada”, además del peligro de “revueltas populares” y una “crisis de pagos”, en alusión a la cancelación de la deuda con los holdouts.

En su habitual conferencia de prensa en la Casa Rosada, Capitanich argumentó que el país tendrá para el próximo año “una menor demanda de dólares” producto de una “proyección de deuda decreciente”, además “del precio y la sustitución de importaciones de energía”, por lo que Argentina “tiene solidez desde el punto de vista macroeconómico”

Te puede interesar