Cuatro paraguayos pasarán Navidad crucificados por reclamos laborales

INTERNACIONALES 22/12/2014
Una mujer y tres ex trabajadores de la hidroeléctrica Itaipú pasarán la Navidad, y posiblemente Año Nuevo y Reyes, con sus manos clavadas a cruces de madera y sin ingerir alimentos frente a la embajada de Brasil, en Asunción, en dramática protesta por no recibir los beneficios laborales que aseguran que se les debe, informaron medios locales.
Ampliar
Crucificados, con estacas en las manos y en huelga de hambre como forma de protesta.

En fila uno al lado del otro bajo una carpa de plásticos y banderas paraguayas y brasileñas, los hombres cumplieron 13 días crucificados y la mujer cinco, pero están decididos a quedarse hasta que el Estado paraguayo les dé una solución a sus reclamos.

Otras tres mujeres y un anciano se han ofrecido a sumarse al particular modo de protesta la próxima semana.

"Lo que más duele es pasar la Navidad acá sin ver a la familia, es triste escuchar la música navideña en la radio", manifestó Rosa Cáceres de 52 años, cuyo marido, ex trabajador de la represa, se encuentra enfermo en Ciudad del Este, a unos 400 kilómetros de Asunción, y a cargo de sus diez hijos y cinco nietos.

Cáceres confiesa que en realidad también le duelen los clavos. "Es muy doloroso porque por accidente me clavaron dos dedos juntos, pero se aguanta", contó a la agencia EFE.

Los otros crucificados, Roberto Rosales, de 61 años; Roque Samudio, de 58, y Gerardo Orué, de 49, se sienten algo más agotados que Cáceres pero aseguran que continuarán con el reclamo para que se les paguen los beneficios retroactivos contemplados en el protocolo de 1974, que sí cobraron los brasileños que participaron en la construcción de la represa.

"Vamos a pasar así Navidad, Año Nuevo, los Reyes y todo si no vienen soluciones", advirtió Teodorico Franco, un portavoz de la coordinadora de ex trabajadores de Itaipú y contratistas que agrupa a 9.500 ex empleados, de los casi 40.000 que levantaron la represa.

Según Franco, el asesor jurídico del presidente Horacio Cartes, Sergio Godoy, les dijo a los ex trabajadores que ya entregó el documento con los reclamos a Itaipú.

Entre los puntos que piden se encuentran incentivos por productividad y antigüedad, así como un vale de alimentación y complementos por vacaciones y por traslado de los trabajadores fuera de su región de origen.

Itaipú, enclavada en el río Paraná, límite natural entre Paraguay y Brasil, se convirtió en el destino de decenas de miles de paraguayos que acudieron en la década de 1970 en búsqueda de trabajo, a quienes se les conoce como "los pioneros".

Te puede interesar