Toma de rehenes en Sydney: 3 muertos

Man Haron Moris (ciudadano iraní) tomó el Lindt Chocolat Cafe en el centro de Sídney la mañana del lunes y, durante 16 horas, mantuvo a 21 personas como rehenes. La policía ingresó al local y ultimó al secuestrador.
Ampliar
Man Haron Moris, el ciudadano iraní que mantuvo a 21 personas como rehenes
VIDEO. CREDITO CNN

Australia.- Un hombre armado, identificado como Man Haron Moris (ciudadano iraní), mantuvo como rehenes a unas 21 personas en una popular cafetería del centro financiero de Sydney.

Todo comenzó la mañana de este lunes, cuando el secuestrador, fuertemente armado, ingresó al Lindt Chocolat Cafe en el centro de Sídney y tomó como rehenes a los clientes que se encontraban en el lugar.

Ya en horas de la tarde, seis horas después del inicio de los hechos, cinco personas lograron salir corriendo. Se desconoce por el momento si esas personas fueron liberadas o lograron escaparse.

El captor hizo mostrar a los cautivos, en uno de los vidrios del local, una bandera negra con inscripciones árabes en la que se leía: "No hay otro Dios que Alá y Mahoma es el mensajero de Dios".

Obligados por el secuestrador unos rehenes llamaron a una radio local y aseguraron que el secuestrador exigía una bandera islámica y hablar con el primer ministro del país. Según relataron, el hombre les dijo que colocó cuatro bombas, dos en el café y dos en otras partes de la ciudad.

A las 2 de la madrugada del martes, siete rehenes más consiguieron huir.

Tras varias horas de negociaciones infructuosas, la Policía decidió entrar finalmente a la cafetería. En medio del operativo, en el que se escucharon fuertes explosiones y disparos, los nueve rehenes restantes lograron escapar. 

Luego de que el lugar fuese despejado y todos los rehenes liberados, la policía envió un robot especialmente preparado para desactivar los explosivos que aún quedaban dentro del café.

El hecho dejó un saldo de 3 víctimas fatales, entre las que se encuentran el secuestrador y 2 rehenes. Además un policía fue hospitalizado luego de sufrir heridas en el rostro.

Aún se desconocen los motivas que impulsaron a Moris a realizar este secuestro, pero se sospecha que su agenda es política.

Australia, respalda a Estados Unidos en sus acciones contra Estado Islámico en Siria e Irak. Desde que comenzó a participar en la coalición internacional contra el Estad Islámico, en septiembre, las autoridades policiales lograron desarticular varios atentados relacionados con el grupo terrorista.

Simón DERONDA

Redacción Internacionales

Te puede interesar