Kicillof negocia con YPF una baja en el precio de la nafta

ECONOMÍA 19/12/2014
En el sector dicen que Economía quiere abaratarla entre 3% y 5% por la baja en el precio internacional del petróleo

La caída en el precio del internacional del petróleo llevó al Ministerio de Economía a estudiar una baja en el precio de la nafta al público. Para la agencia Bloomberg, el precio podría caer hasta 7% si se le otorgan beneficios impositivos a YPF a cambio. En el sector dicen que el Ministerio de Economía quiere aplicar una corrección, pero barajan un retroceso de precios menor, de entre 3% y 5%. 

Según el diario El Cronista, Axel Kicillof está dialogando con YPFpara que la petrolera acompañe la baja del precio internacional del petróleo y abarate las naftas locales. En el Ministerio de Economía creen que la medida aliviaría la inflación y dinamizaría el consumo.


A pesar de que el valor del petróleo local está desenganchado del internacional, una buena parte del consumo interno se importa y sigue las cotizaciones mundiales. Con el crudo hundiéndose en Nueva York hasta niveles por debajo de los 60 dólares, a las empresas se les está abaratando una porción de su principal insumo, por lo que los especialistas creen que es hora de bajar el precio de los combustibles.


Pero la baja del 40% en la cotización del petróleo a nivel internacional no impactó aún en los surtidores locales. Los gobernadores de las provincias petroleras y las empresas productoras acordaron un esquema para que nada cambie y que, por el momento, los argentinos sigan pagando uno de los precios de la nafta más altos de América. Por la caída del crudo, los automovilistas estadounidenses ahorrarán US$ 800 en su gasto anual por combustibles.


Aunque el barril se compre fuera a menos de US$ 60, los productores locales (los que extraen petróleo) le siguen cobrando a los refinadores (que lo convierten en nafta) el precio local de US$ 83 que se usa como referencia para la producción local. De esa forma, las provincias seguirán recibiendo el mismo nivel de regalías y las petroleras -con YPF a la cabeza- mantienen su rentabilidad. La Argentina perdió el autoabastecimiento e importa combustibles: se fueron US$ 7.000 millones por esa vía entre enero y septiembre.

Juan José Aranguren, presidente de Shell, cree que las productoras debieran venderle el crudo más barato a las refinadoras por el nuevo contexto internacional. "Permitiría vender más", explica el ejecutivo. "Sería un momento ideal para restablecer los vasos comunicantes con el mercado energético mundial y poder mantenerlos de ahora en más, sin las intervenciones que provocaron los resultados por todos conocidos", dice Aranguren.


Cuando los diputados cuestionaron a Miguel Galuccio, el CEO de YPF, por el alza del 60% en los surtidores durante el último año, el titular de la petrolera se amparó en la situación internacional. "Desde abril de 2012 (cuando se expropió YPF) a septiembre de 2014, los precios de la nafta siguieron exactamente la evolución del petróleo crudo (internacional). El crudo Medanito (referencia local) aumentó un 12,4% en dólares y el precio de las naftas aumentó en dólares un 12,1%", explicó.


YPF, Pan American Energy (PAE), Pluspetrol, Sipetrol, Wintershall, Petrobras, Entre Lomas, Tecpetrol y Sinopec son las productoras de petróleo. YPF y Axxion (que tiene la marca Esso y es propiedad de Bridas, que también posee 40% de PAE) están en la doble condición de ser productores y refinadores. Clarín les preguntó por qué no bajaban los precios, siguiendo la tendencia internacional, pero prefirieron no contestar.


“Si el crudo cae, sin ninguna duda deberían bajar los precios en el surtidor”, dijo a iEco el ex subsecretario de Combustibles (1996 - 1999) Alberto Fiandesio. “Los precios están mucho más altos de lo que deberían estar”, agregó Cristián Folgar, también ex subsecretario (2003 - 2007). El principal costo del refinador es el crudo.


Las empresas ya subieron los márgenes (entre 13% y 20,8%) de una forma en que se garantizaron la rentabilidad de este año. La caída del crudo implica que lo importado les resultará más económico. A menor costo, pueden seguir ampliando sus ganancias o trasladar algo a los consumidores.


Según Fiandesio, “el parque refinador nacional también aprovechó la oportunidad de importar gasoil y naftas sin impuestos a valores por debajo de los domésticos que tuvo hasta setiembre pasado”. El ex subsecretario hizo un estudio en base a datos de la Secretaría de Energía entre enero y octubre (último mes con datos públicos). “Si hacemos una canasta 50-50 de Escalante y Medanito –las dos principales variedades de crudo que se producen localmente– los márgenes de los subproductos (la diferencia entre el valor del subproducto y el de la canasta de crudos) subieron un 20,81% en gasoil y 12,95% en naftas, en dólares. 


Según los cálculos de Fiandesio, las petroleras pasaron de obtener US$ 34,11 por cada barril en gasoil en enero a US$ 41,21 en octubre y de US$ 32,63 a 36,86 en nafta “súper”. “Debería analizarse si es posible retomar los márgenes en dólares de principios de año y bajar un poco los combustibles”, dijo. “Esto le saca caja a YPF y va en contra del desarrollo de Vaca Muerta que igual va a estar ralentizado por lo que sucede en el mundo con el crudo”.

Te puede interesar