Salta: el intendente de El Bordo habría ofrecido a menores tener sexo por dinero

NACIONALES 07/02/2015
Una de las cinco jóvenes que participaron de la fiesta en la casa del intendente de la localidad salteña, Juan Rosario "Chicho" Mazzone, rompió el silencio y complicó más la situación del desplazado jefe comunal.

La joven aseguró en una entrevista concedida a El Tribuno que les"preguntaron si queríamos tener sexo a cambio de plata" y admitió que al momento de declarar en sede judicial mintió porque tenía miedo, porque fue amenazada. "Me dijeron que diga que llevaba pantalones y que la familia del intendente estuvo en todo momento y sino que me atenga a las consecuencias" explicó.

Mazzone y otros dos mayores que estaban presentes en la fiesta, los remiseros Manuel Santiago Amador y Eliseo Elías Valdéz, están imputados por la justicia en una causa que investiga si incurrieron en el delito de corrupción de menores.

El escándalo estalló cuando se difundieron las fotos de Mazzone junto a menores de edad en ropa interior. Aunque inicialmente él aseguró que se había quitado la camisa debido al calor pero que tenía los pantalones puestos, días más tarde se conoció la imagen completa y se puede ver al ahora ex intendente también en ropa interior.

"Cuando llegué Mazzone estaba tomando y cuando me fui también. No sé si estaría borracho. Tomó vino, el que sale en la foto" aseguró la joven a El Tribuno y denunció que les ofrecieron plata para tener sexo. Según relató la menor una de las chicas habría aceptado la propuesta pero pidió 500 pesos, más de lo que Mazzone estaba dispuesto a pagar. "Yo tengo chicas por 100 pesos, no a ratas por 500" aseguró la joven que le espetó el intendente.

La joven aseguró además que Amador se presentó en su casa y le dijo qué era lo que tenía que declarar en la justicia. "Se presenta en mi casa. El mismo día que salieron las fotos va y habla con mi mamá. Fue a explicar que no había pasado nada. Y después me llama a mí y me dice qué es lo que tenía que decir yo, porque al otros día nos citaban" explicó y aseguró que ante la justicia declaró precisamente todo eso que le ordenaron "porque nos decían que si nosotros no decíamos lo que ellos querían, nos iban a mandar a hacer pegar por las chicas. Y hoy en día nos enteramos de que el señor intendente anda buscando chicas para que nos peguen a nosotras".

Confesó además sentir miedo por ella y su familia. "Con mi amiga declaramos lo que nos dijeron que digamos. Las demás chicas (las otras tres) no sabemos que declararon" dijo y aseguró que se decidió a hablar ahora porque "ya no podía tener más todas esta mentira, tenía que hablar".

Te puede interesar