Qué herencia deja el kirchnerismo: así lo ven Sanz, Binner y Cobos

NOTICIAS DE INTERES 08/12/2014
Sanz dijo que el próximo Gobierno deberá "tomar muchas cosas" del Kirchnerismo. Para Binner, el tema de la deuda es crucial. Cobos promete "consensuar con la oposición"

 El senador radical y precandidato presidencial Ernesto Sanz afirmó que "el próximo gobierno va a tener que tomar muchas cosas" del kirchnerismo, pero advirtió que tendrá que "revisar contrataciones y nombramientos" realizadas durante las administraciones de los presidentes Néstor Kirchner y Cristina Fernández.

Sobre las medidas que tomaría de acceder a la presidencia, sostuvo que lo primero que haría sería "crear una comisión para investigar los casos de corrupción y ofrecerle a la Justicia pruebas para que sienta la presión de la sociedad de que tiene que avanzar", ya que advirtió que "si no se hace eso el primer día, el gobierno nace débil".

Como segunda medida, señaló que declararía "en estado de emergencia al sector público nacional", al considerar que "el kirchnerismo lo ha llenado de empleo militante", por lo que "hay que revisar contrataciones y nombramientos".

En tanto, Sanz defendió algunas medidas del Gobierno como la Asignación Universal por Hijo, la que "ampliaría y la haría universal, por ley, con actualización dos veces al año".

"Creo que el próximo gobierno va a tener que tomar muchas cosas de este gobierno. Pero sí creo que va a tener que revisar alguna legislación", afirmó en una entrevista que publica hoy el diario La Nación.

Además, Sanz expresó que hay que firmar "un acuerdo de gobernabilidad previo" al comienzo del nuevo gobierno "que asegure mayoría parlamentaria y programa común", pero advirtió que para lograrlo "hay que salir a buscar consensos con otras fuerzas, con (Sergio) Massa y con (Mauricio) Macri.

Binner

El diputado y precandidato presidencial de Unene Hermes Binner afirmó que el "lastre" más pesado que dejará el kirchnerismo al nuevo Gobierno será "la deuda con los fondos buitre", al tiempo que aseguró que de acceder Daniel Scioli al poder "nos va a seguir hundiendo", al igual que si asumen la primera magistratura Sergio Massa o Mauricio Macri.

Binner se mostró pesimista respecto de la resolución del conflicto con los holdouts después que caiga la clausula Rufo el año que viene y advirtió que "podemos pedir muchas cosas, pero hoy no tenemos la sartén por el mando. La tiene el juez Griesa".

El ex gobernador de Santa Fe y actual diputado nacional aseguró que de llegar a la Presidencia "nosotros no vamos a estar en contra de las conquistas que se lograron a nivel social", entre las que mencionó a la Asignación Universal por Hijo.

Binner desmintó así a "algunos vándalos" que dijo "están tirando noticias confusas" y, cuando se le pidió que fuera más específico se refirió sin mencionarlo al diputado de "La Cámpora" Andrés "Cuervo" Larroque, quien en una sesión habló del "narcosocialismo" en Rosario.

"Nosotros no retiramos la Gendermería de las rutas nacionales", apuntó el ex gobernador quien consideró que en el país "se han agravado la inseguridad, el narcotráfico, la cuestión social, tanto en educación como en salud, y la crisis energética".

Médico de profesión, Binner diagnosticó que la situación del país es "inestable" y manifestó que "no hay posibilidad de recuperación si no se atienden los problemas sociales".

Cobos

El precandidato presidencial del Frente Amplio UNEN Julio Cobos aseguró que recuperará "la cultura del trabajo y del estudio", que promoverá una "independencia total" del Congreso respecto del Poder Ejecutivo y convocará "a los gobernadores" y a la oposición para "consensuar políticas de Estado", en caso de ser elegido presidente el año próximo.

Cobos, ex vicepresidente del primer período de gobierno de Cristina Fernández, dijo imaginar un 10 de diciembre de 2015 "con muchos problemas sin resolver. Sobre todo, el inflacionario, el energético, el educativo, el del empleo, a partir de la recesión, y el de la inseguridad".

El diputado radical afirmó que "al día siguiente de la asunción", convocará "a los gobernadores" para "decirles 'nosotros vamos a ocuparnos de las grandes obras y a asumir una política de seguridad en serio con ustedes'. Todo el resto se delegará en las provincias".

"Con tres o cuatro señales claras y urgentes de institucionalidad alcanza para transmitir 'acá algo pasó'. Y ninguna sale plata, es pura voluntad política. Después fijaremos una meta de inflación para, en tres años, recuperar una inflación de un dígito, modificar el sistema tributario, ir hacia una verdadera política educativa y a una política de seguridad coordinada entre Nación y provincias con eje en la prevención del delito", prosiguió.

Consultado sobre cuál es la herencia más pesada del kirchnerismo, el ex vicepresidente de Cristina Fernández respondió: "Valores que tenemos que recuperar, como la cultura del trabajo, del estudio y del esfuerzo que en estos años se han ido tergiversando. También la movilidad social".

Te puede interesar