El fin de una racha: River no pudo seguir como en 2014 y Boca volvió al triunfo

DEPORTES 25/01/2015
Luego de lo que fue un año glorioso para los Millonarios y malo para los Xeneizes, el 2015 comenzó de manera muy distinta, ya que Boca pudo imponerse en un Superclásico desde 2013.

Boca no derrotaba a su archirrival desde el 6 de octubre de 2013, cuando silenció otra vez a un Monumental repleto de hinchas locales yle ganó al equipo de Ramón Díaz por 1 a 0, con gol del Puma Gigliotti.

 
Luego de ese resultado positivo, el verano del 2014 fue solo un anticipo de lo que ocurriría después: tras empatar 1-1 en Mar del Plata (Sánchez Miño para los de Bianchi, Maidana para los de River), los Millonarios se impusieron en Córdoba 2-0 (goles de Lanzini y Menseguez) y 2-1(Mercado y Teo, empató transitoriamente el Cata Díaz).
En la cancha de Boca, los dirigidos por Ramón dieron el gran golpe que les permitió encaminarse hacia la obtención del torneo local. Con tantos de Lanzini y Ramiro Funes Mori, tras un discutido corner que cobró Néstor Pitana, se impuso 2 a 1. Juan Román Riquelme había marcado el empate transitorio con un golazo de tiro libre.
Al finalizar la temporada, ambos equipos viajaron a Miami, donde disputaron un amistoso que culminó 1 a 1, con tantos del Keko Villalva y Riaño. River se impondría luego por penales.
En el Torneo de Primera 2014, el Superclásico terminó en una igualdad bajo la lluvia. Fue 1 a 1, y los goleadores vinieron desde abajo, ya que Lisandro Magallán puso en ventaja a los del Vasco Arruabarrena y Germán Pezzella, otro defensor pero que ingresó en el segundo tiempo para jugar de delantero, empató a poco del final.
El fixture quiso que los equipos más grandes del país volvieron a cruzarse al siguiente mes en la Copa Sudamericana, donde River alcanzaría un logro histórico: eliminar a Boca por primera vez en torneos internacionales. Fue un trabado 0-0 en La Bombonera, en donde el visitante pegó más de lo que jugó, autorizado por el flojo arbitraje de Silvio Trucco, y un triunfo épico por la mínima con gol de Leonardo Pisculichi, minutos después de que Barovero le atajara un penal a Emmanuel Gigliotti.
En total, el 2014 cerró con ocho clásicos, con 4 triunfos millonarios y 4 empates. Eso ya es historia.

Te puede interesar