La crisis automotriz golpeó más a los importados, con caídas mayores a 70%

ECONOMÍA 30/12/2014
El ránking de retracción en las ventas lo lideran marcas extranjeras como Lexus; BMW y Audi. Entre las locales, las más perjudicadas son Chevrolet, Renault, Citroën y Peugeot

En los hogares de los máximos ejecutivos de la industria automotriz, la noche del 31 de diciembre seguramente no será un buen momento para descorchar champagne y brindar por los resultados del sector sino más bien para pedir deseos de mejores vientos para 2015. Es que la venta de autos cerrará el 2014 con 12 meses consecutivos de caída, en especial de las unidades 0 Km, que nunca lograron recuperarse del impacto causado el impuesto que supuestamente solamente iba a golpear a los modelos de lujo o importados, pero que impactó en todas las marcas. También la caída del consumo, la recesión y la suba de los precios colaboraron para armar un combo de crisis para toda la industria.

Hasta el mes pasado, los patentamientos sumaban 653.665 unidades, un descenso del 27% en comparación con igual período de 2013, cuando se habían vendido 894.578 unidades.

Con sólo dos días para cerrar el año, es bastante factible que el mercado alcance las 700.000 unidades. Lejos de los 955.023 autos que se patentaron en 2013, año que marcó un crecimiento de 13,5% contra 2012, y permitió superar ampliamente el récord vigente desde 2011.

Según datos de la Asociación de Concesionarios de República Argentina (Acara), en noviembre pasado la caída fue del 37,57% respecto de las 61.787 ventas de igual mes de 2013. Si bien la entidad informará los resultados de diciembre y de todo el año durante los primeros días de enero próximo, está claro que este mes también será negativo. Y de la fotografía sólo se salvan un par de automotrices. Las más afectadas son las importadoras. De hecho el ránking de caída lo lidera Lexus, con un 94% de retracción frente a sus ventas de 2013. La sigue BMW, con 85% de baja. Y el tercer lugar queda para Audi, cuyas ventas se desplomaron 84%.

En cuarto lugar aparece Subaru, también con una baja de 84%. Y luego están Porsche, con 78%; Dogde, con 77%; Mini y Alfa Romeo, con 76%; Jeep, con 75%; Land Rover, con 73%.

En el informe de Acara también se destacan fuertes retrocesos en el resto de las marcas como Hyundai, 63% y Chery con 52%. En el caso de la automotriz china que trajo al país el empresario Franco Macri ni siquiera se salva el denominado ‘auto más barato del mundo’. Es decir el QQ, cuyas ventas en el país cayeron 65%. Lo mismo ocurrió con Chrysler, que redujo 46% su negocio; Volvo, 43%; Mitsubishi, 38%; Kía, 36%; Mercedes Benz, 35%; Jaguar, 28%; Honda, 27%.

Solamente, Toyota logra revertir la tendencia, con ventas 20% por encima que en 2013, más que nada impulsadas por el Etios, que creció 503% por ser un modelo nuevo. Otros casos, como la RAV 4, muestran una baja de 70% y el Land Cruiser, 77%. También la italiana Ferrari queda fuera de las que perdieron, con un crecimiento de 75% gracias a 11 ventas en todo el año. Otra que se "salva" es Suzuki, con 12700% de crecimiento (en 2013 vendió una unidad y este año acumula 140), en especial de su modelo Gran Vitara.

En el caso de las automotrices más populares y con fabricación nacional, sólo tres concentran el 42% de las ventas. Hasta noviembre los datos eran: Volkswagen (107.703 ventas); Ford (90.449) y Fiat (81.976).

Sin embargo, esos lugares en el podio no significan una mejora respecto de 2013. De todos modos, la caída la lidera Chevrolet, cuyo año cerrará con una retracción del 40%. Sus modelos mas conocidos, como el Ágile, se vendieron 48% menos que en 2013. Lo mismo ocurre con el Classic, con una baja de 31%. La Meriva, literalmente se desplomó, al caer 98%, mientras que crecieron las ventas de la Tracker (120%); y del Camaro (155%).

Segunda se encuentra Renault, con una reducción de 39%, y modelos que casi ni se comercializaron como el Clio, con una caída de 98%, o el Logan, con 97% abajo. También el Clio Mío, bajó sus ventas un 19%. Le sigue Citroën, con una baja de 32%; Volkswagen y Peugeot, con retracciones similares de 28%; Ford, con 20% y Fiat que logra una reducción de "solo" 18%, aunque con modelos populares como el Uno, cuyas ventas se desplomaron 71%.

Te puede interesar