Fabricantes y concesionarios de motos piden u$s 600 millones al Gobierno para reactivar

NOTICIAS DE INTERES 03/12/2014
Sostienen que este monto sería el mínimo para una producción de 600 mil unidades y no que no se pierdan puestos de trabajo. Desde el Gobierno en principio habría avalado la cifra, aunque también volvieron a presionar a terminales.

El sector de motovehiculos, junto con el automotriz fue uno de los más castigados en 2014 y eso se refleja en los números publicados periódicamente. En lo que va del año la caída es de más de 31% en comparación interanual con la comercialización de 460 mil rodados. Esta cifra, preocupa en el sector que en principio se vio afectado por una disminución en la demanda pero luego, por la profundización del cepo cambiario, las terminales empezaron a tener dificultades en su producción por los inconvenientes para importar piezas. 

Para que en 2015 no se repita el panorama sombrío de este año y con el objeto de intentar una recuperación, la Asociación Argentina de Motovehiculos presentó al Gobierno Nacional un proyecto en donde detalla metas pero también necesidades.

De acuerdo con la presentación entregada al secretario de Comercio Interior, Augusto Costa, y a la cual Cronista.com tuvo acceso, para sostener una producción de 600 mil unidades en 2015 serían necesarios alrededor de u$s 600 millones más otros u$s 100 millones para regularizar la relación con proveedores.

Desde el Gobierno leyeron con detenimiento esta propuesta y en principio mostraron su conformidad aunque no se aseguró la totalidad del dinero. El Ejecutivo insiste en que las terminales deben aumentar los componentes nacionales en la fabricación de las unidades y a eso estaría sujeta la disponibilidad del dinero.

Las terminales manifiestan que no sólo se les dificulta la importación de piezas sino que además no pueden girar divisas a sus casas matrices. Se estima que las empresas japonesas de este rubro esperan girar u$s 80 millones, pero no pueden hacerlo.

Un reciente informe de la Cámara de Fabricantes de Motovehiculos advertía que el próximo año, de mantenerse las condiciones actuales de la economía, la producción podría reducirse a 250 mil unidades. Sin embargo, desde el sector advierten que hay que evitar que esos números se hagan realidad debido a que la cadena podría ver afectada seriamente la estabilidad con el consecuente cierre de empresas y despidos masivos.

Sólo las concesionarias de todo el país agrupan 8 mil puestos de trabajo y a eso hay que sumarles lo de las fabricas y autopartistas.

Empezamos en 2014 muy mal con el ajuste cambiario y la suba de tasas lo que nos llevó a que en febrero ya declaremos el estado de emergencia”, sostuvo Marcelo Dinitz. En este sentido agregó “si no se soluciona el problema para 2015 después va a ser tarde”.  Es por ello que justificó la presentación del proyecto.

Durante todo el año las restricciones a la compra de divisas en el mercado mayorista estuvieron fuertemente reguladas por el Banco Central y las fábricas de Motovehiculos no fueron los únicos afectados. Sin embargo este sector se estima que en los últimos dos meses apenas recibieron u$s 20 millones mensuales para repartir entre todas las terminales.Después de la llegada de Alejandro Vanoli al BCRA, las reservas de la autoridad monetaria volvieron a recuperar la tendencia ascendente por lo que se estima que en las próximas semanas las restricciones se morigeren.

Los empresarios del sector coinciden en que para los próximos meses hay más incertidumbre que certezas pero confían en que el Gobierno avanzará en la liberación, lenta pero sistemática, de divisas.

Te puede interesar