“Si no se toma el narcotráfico por las astas, seremos México”

NACIONALES 28/11/2014
El senador radical afirmó que relanzarán UNEN, con el radicalismo como eje. Acercarán propuestas al massismo y al macrismo Sanz, precandidato a presidente, advirtió sobre el avance del crimen organizado en el país

Que la salida de Elisa Carrió de UNEN es un hecho anecdótico. Que el frente se relanzará con el radicalismo y el socialismo como líderes. Que si no se toma el narcotráfico “por las astas”, Argentina terminará como México o Colombia. Que el riesgo de saqueos y conflictos sociales depende de las internas del PJ.Ernesto Sanz, presidente de la UCR nacional y precandidato a Presidente, pronunció, con acento mendocino, una ristra de declaraciones polémicas El senador participará hoy de diversas actividades partidarias y del Acuerdo Cívico y Social (ACyS) con vistas a 2015.


- ¿Cuánto le restó al frente la salida de Carrió?

- En términos de puntaje, no más de dos puntos (en las encuestas). Sí se genera la sospecha de poca confiabilidad. Pero eso se recupera. Hay mucho anecdotario, mucha cosa secundaria que, por la situación política tan particular, se transforma en principal. 

- ¿Qué incluirá el relanzamiento de UNEN?

- Estamos definiendo nuestras diferentes representaciones, porque veníamos funcionando con un criterio casi cooperativo y esto generó que se horizontalizara demasiado el frente. Necesitamos darle más empuje con los ‘accionistas mayoritarios’: el radicalismo y el socialismo. Colocaremos al radicalismo como eje de una convocatoria hacia un acuerdo de gobernabilidad. Ningún partido de la oposición que pretenda ganar va a poder gobernar por sí solo, porque nadie va a tener mayoría. Les acercaremos al Frente Renovador y al PRO nuestro programa de gobierno. Si coinciden, en líneas generales, podremos hacer un compromiso parlamentario de que, gane quien gane, se cumplirán pautas comunes. 

- ¿Y lo electoral?

- Se hablará después. El radicalismo está en condiciones de liderar porque somos la ‘niña bonita’ que todos miran. Si este acuerdo de gobernabilidad supone luego, en base a las coincidencias, que haya posibilidades de un acuerdo electoral, no lo sé ahora. Habrá que verlo y discutirlo. Si estaremos todos de acuerdo en un mismo espacio, es una posibilidad. Pero si no, los electores sabrán que hay un compromiso parlamentario de la oposición de trabajar en ejes comunes.

- ¿Cómo ve el escenario electoral para UNEN?

- Pensamos que habrá una segunda vuelta. El oficialismo no ganará en la primera. En UNEN llegaremos (a las PASO) con dos o tres candidatos. Nosotros, más allá de que UNEN, como marca, bajó unos números, seguimos conservando de arranque más de 20 puntos. La cosa no está tan mal. Dos tercios de la población reclaman una propuesta confiable y vamos a trabajar en eso. La Presidenta estuvo 20 días sin hablarle a los argentinos y sale a hablar de un tema personal y a atacar a un juez. Que se dedique a eso marca un Gobierno que está en dificultades. Habrá un reacomodamiento y el sistema político llegará a 2015 con una competitividad muy fuerte, y eso será bueno. 

- Si resulta electo, ¿cuáles serán sus prioridades?

- La Argentina que dejará el kirchnerismo tiene problemas estructurales serios. Voy cambiando el ranking de prioridades. Al avance del narcotráfico no lo tenía primero, por ejemplo, como sí a la pobreza. Pero ahora lo tengo casi en primer lugar. Estamos en un momento bisagra. Si no tomamos el toro por las astas, pasamos a ser México o Colombia. La democracia está en juego. Si el crimen organizado entra en la política, en la Justicia y en las empresas, estamos jodidos. Por otro lado, también está la dependencia clientelar del Estado de miles de argentinos. Y eso se resuelve garantizando la permanencia en los planes, pero con un fuerte compromiso con el empleo. Y, por supuesto, están también la inflación y la inseguridad. 

- ¿Cómo prevé que será diciembre, por la situación social y los rumores sobre saqueos?

- El que tiene la respuesta es el oficialismo y sus internas. En general, el partido de Gobierno. El germen esta ahí, porque los pases de factura se convierten en conflictos sociales. El conflicto social en la Argentina está latente por las propias desavenencias del oficialismo. Ningún partido de la oposición alienta ni desea que ocurra eso. Los gremios usan esa amenaza para lograr algunas conquistas y no es la manera. 

Sanz participará hoy, a las 10, de la presentación de un proyecto de ley para el control de la desnutrición. A las 11, se reunirá con la Federación Económica de Tucumán y luego, viajará a San Pedro de Colalao, donde encabezará un acto

Te puede interesar