Ya son 15.000 los cristianos que abandonaron la ciudad de Mosul por las amenazas del ISIS

Genocidio en Medio Oriente.

En una entrevista con EFE, el sacerdote Khalil Jarr denunció que alrededor de 15.000 cristianos han tenido que abandonar la ciudad iraquí de Mosul, ante las amenazas de los terroristas del Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés), que dominan la localidad desde el pasado 10 de junio.

Jarr, que se encuentra en Bogotá para acompañar los actos de instauración de "Ayuda a la Iglesia que sufre", un organismo vinculado al Vaticano, explicó que esta huida masiva se produjo ante la amenaza de "la espada".

"Un viernes (día del rezo Yumu'ah para los musulmanes), el imán dijo por los altavoces públicamente que daban a los cristianos 24 horas y tres opciones: convertirse al Islám, pagar el dimma (impuesto para los "pueblo del Libro", cristianos y judíos") o dejar el país", comentó.

Ante esa posibilidad y la elevada cantidad del tributo que reclamaban los líderes del ISIS, todos los cristianos que habitaban la ciudad, la tercera más grande del país, tomaron la determinación de "dejar todo y salir" puesto que no les autorizaron a llevar consigo pertenencias.

Durante meses, los cristianos y otras minorías religiosas han huido de sus hogares en Irak y Siria para escapar de las amenazas de muerte por parte grupos islamistas radicales que proliferan en los paises de Medio Oriente (Hamás en Gaza, ISIS en Irak y Siria y recientemente en Egipto).

La mayoría se encuentran ahora en campamentos superpoblados en Jordania con poca protección contra las temperaturas invernales.

El padre Gabriel Naddaf denunció la irresponsable inacción del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas el GENOCIDIO que los grupos islámicos radicales cometen en la cuna del cristianismo y destacó que el único país donde los cristianos prosperan es Israel.

 

Simón DERONDA

Redacción Internacionales

Te puede interesar