La historia secreta del nexo que une a Irán, Cuba y Venezuela en América Latina

INTERNACIONALES 25/11/2014
Un artículo publicado por The Wall Street Journal revela detalles sobre la estrecha relación entre esos tres países y la presencia de grupos fundamentalistas islámicos en la región

Cada vez cobran más fuerza las versiones que revelan la creciente presencia de extremistas islámicos en América LatinaEn su habitual columna para The Wall Street JournalMary Anastasia O'Grady aporta contundentes pruebas que reflejan la estrecha relación de Irán con gobiernos como los de Cuba y Venezuela, entre otros.

"Occidente está bien al tanto de la creciente presencia del fundamentalismo islámico en América, pero las autoridades podrían estar subestimando la amenaza", señaló la periodista norteamericana.

En su artículo, O´Grady resalta la figura de Tareck Zaidan El Aissami Maddah, gobernador del estado venezolano de Aragua, y un hombre sumamente importante para los intereses de Irán en la región.

El Aissami fue uno de los funcionarios de alto rango que recibieron al general Hugo Carvajal, luego de que éste fuese detenido en Aruba por sospecha de tráfico de drogas con la guerrilla colombiana. Si bien no se trata de una de las principales personalidades de la arena política venezolana, la periodista señala que este funcionario de descendencia libanesa "es el sueño hecho realidad para Teherán y La Habana".

Joseph Humire, analista de seguridad y coeditor de la Iran´s Strategic Penetration of Latin America("algo así como La penetración estratégica de Irán en América Latina"), explicó que en países como Venezuela y Cuba operan agentes clandestinos que utilizan las mezquitas "para hacer conexiones al interior de las comunidades musulmanas".

Asimismo, la columnista reveló que el régimen de Raúl Castro suministró "tecnología de la información para pasaportes". De esa manera, personas de Medios Oriente pudieron recibir documentos nuevos y mantener en secreto sus identidades.

Además, Irán aumentó su peso en la región con el desarrollo de la presencia militar "a través de acuerdos conjuntos en las industrias de defensa". En el caso de Venezuela, "la zona cero" de esta actividad es Aragua, del gobernador El Aissami.

De acuerdo a datos aportados por el Center of Secure Free Society, con sede en Washington, desde las oficinas del gobernador venezolano se otorgaron 173 pasaportes a personas de Medio Oriente, con nuevas identidades.

Uno de ellos es Suleiman Ghani Abdul Waked, un importante miembro del grupo terrorista libanés Hezbollah, según el informe Canada on Guard: Assesing the Immigration Threat of Iran, Venezuela and Cuba ("algo así como Canadá en guardia: evaluando la amenaza inmigratoria de Irán, Venezuela y Cuba").

"El Aissami ha construido un conducto terrorista criminal que trae militantes islamistas a Venezuela y países circundantes, y envía fondos ilícitos de América Latina a Medio Oriente", índice el informe.

Las conexiones entre Irán y Venezuela se solidifican aún más con la presencia de dos empresas de las fuerzas armadas iraníes, precisamente en Aragua, el estado de El Aissami. Allí tienen sedeParchin Chemical Industries (PCI) y Qods Aviation. La primera "es fabricante de explosivos, munición y propulsores para misiles". Mientras que Qods es productor de vehículos no tripulados.

Mientras estos gobiernos, entre los que también se incluye en el artículo a Ecuador, Nicaragua yBolivia, niegan todo tipo de vinculo con los fundamentalistas islámicos, cada vez son más las conexiones que salen a la luz.

Redacción

Daniel MAKENA. Jefe de Redacción

Te puede interesar