Nocturnidad: jóvenes radicales fijaron su postura

LOCALES 18/11/2014
Elaboraron un documento en la que se sumaron al planteo de Germán Bottero para que se discuta nuevamente la ordenanza que regula la nocturnidad.
Con las problemáticas surgidas por las ordenanza  N° 2775 de Ruidos Molestos y Nº 4314 de Nocturnidad, la Juventud Radical de Rafaela reclama un debate abierto de todos aquellos afectados e interesado, jóvenes, dueños de locales nocturnos, padres, gastronómicos, representantes del Estado local y concejales, etc.
El Estado local deberá crear un espacio en el cual diferentes agrupaciones de jóvenes, y todos aquellos interesados, presenten en forma clara sus inquietudes acerca de la tan cuestionada ordenanza de nocturnidad. También se plantearan en el Concejo la reformulación y el debate de los siguientes temas que deberán ser tratados, ya que son los ejes de una ordenanza que a nuestro parecer es obsoleta y no va acorde a la realidad y las costumbres de los jóvenes:
?La actual legislación no va de la mano con lo que sucede en la región, que unificar criterios a nivel regional-provincial seria acertado pero hoy es una realidad que no existe y nos deja solos en la aplicación de la norma.
?El horario de ingreso hasta las 2 a.m. no se cumplen. El objetivo buscado por el Concejo de eliminar “la previa” con un tope en el horario de entrada, ha fomentado las fiestas privadas en lugares no habilitados que generan ruidos molestos y riesgos mayores respecto a la seguridad de los jóvenes.
?Los horarios de actuación para bandas en vivo, porque de respetarse los horarios de presentación actuales no habría público ya que se lo estipula muy temprano. Y si no es respetado, los dueños de los locales o los organizadores deben pagar una multa por la presentación fuera del horario permitido. De tal manera, lejos de incentivarse, se desalienta la realización de estas actividades culturales. Incluso se pudieran potenciar espacios públicos para la realización de eventos culturales, todo esto se podría combinar con la organización de la previa en forma segura.
?Mantenimiento y refuerzo de controles razonables y eficientes sobre infraestructura, seguridad, higiene, capacidad de los locales y sobre los excesos en las conductas de las personas, en materia de tránsito y alcoholemia. 
?Atender la convivencia entre adolescentes cercanos a la mayoría de edad y mayores compartan los mismos lugares de esparcimiento nocturno, utilizando controles más imaginativos para la vigilancia del suministro de alcohol dentro de los establecimientos. Por ejemplo crear sectores diferenciados para jóvenes de entre 16 y 18 años donde no se expendan bebidas alcohólicas, y por otro lado sectores para mayores a quienes no se deje ingresar al otro espacio con bebidas.
?Pensar a largo plazo en la ciudad un sector de boliches con buena accesibilidad y transporte acorde. Hoy en día existen boliches ubicados a las afueras de la ciudad a los cuales sólo se puede acceder a través de una ruta provincial muy transitada, lo que hace poco segura la circulación de jóvenes que se movilizan a pié.
?El horario de salida no logra que los jóvenes vayan a dormir, muchos siguen dando vueltas por la ciudad. 
?Conocer cuál es la evaluación que después de años de vigencia tiene la ordenanza para las áreas técnicas del municipio involucradas, concretamente la gente de Control Público que debe hacer cumplir la norma y fiscalía encargada de las sanciones. Saber si se han corregido conductas o por el contrario muchas de las intenciones de la ordenanza no pudieron lograrse. 
? Saber si el Estado local dispone de la estructura suficiente para el control efectivo de tan estricta ordenanza.
"Los jóvenes radicales, junto a otras juventudes partidarias, hace más de 3 años que venimos pidiendo el tratamiento y discusión de ambas ordenanzas, abriendo el debate a la sociedad para corregir aquellos aspectos necesarios", finalizó el documento. 

Redacción

Daniel MAKENA. Jefe de Redacción

Te puede interesar